Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

lunes, 17 de octubre de 2011

Indignados... ¿Quesquesé se merdé?


Estamos indignados pero somos tan ciegos que nos volverán a vender el cielo. Esta vez, sin intermediarios. A todo esto, yo me pregunto si esta vez, tendremos tino sobre nuestro futuro o simplemente pasaremos a la historia como los indignados del 15 M…
Que miedo me dan ciertas respuestas.

Clicar aquí para ver la serie completa:
Copyright © By Jan Puerta 2011.
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

17 comentarios:

  1. Ellos, los de siempre, lo van intentar todo para verdernos el cielo, la moto y lo que haga falta. A nosotros nos toca ser conscientes de nuestras fuerzas que no son pocas y hacerles un buen corte de mangas.
    Abrazos desde Madrid
    La foto... una delicia y un buen punto de vista.

    ResponderEliminar
  2. Más que vendernos el cielo, nos venderán las nubes, que habrán desaparecido incluso antes de haber concluido la promesa.
    Estar indignado no es ni bueno ni malo, es sencillamente inevitable. Pero ahora hay que ser consecuente con la indignación, y eso es harina de otro costal.

    ResponderEliminar
  3. No nos lo van a vender Jan, nos lo van a regalar...no digo más, me pongo enferma.
    Bella foto amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica imagen Jan, tremenda en su concepto y ejecución, enhorabuena por ella y por todo tu trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues mi trocito de cielo que no me lo cobren muy caro que esta la vida muy mal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es un mar (cielo) de dudas, inmenso además. Está claro que es ilusionante ver a casi mil ciudades de todo el mundo movilizadas. Pero francamente, mucho tienen que cambiar los postulados de este movimiento, mucho nos tendremos que implicar todos para que algo cambie (en profundidad), y eso, a día de hoy, es como suplicar al cielo.
    Un abrazo Jan

    ResponderEliminar
  7. Hola Jan!

    Ya estamos otra vez al pie del cañon..,

    Yo creo que esto pasara sin pena ni gloria...como los indignados del 15M.

    menudo cielo! me tiene muy enganchada....

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Excelente fotografía. Mucho!

    Los cambios...comienzan en cada uno con una gran fuerza de voluntad.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. El problema es si seguiremos indignados cuando vengan tiempos buenos económicos pero sigan los mismos males políticos...

    ResponderEliminar
  10. Qué gran foto, sí señor.

    Enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Jan, vete tu a saber.
    El dueño de nuestro cielo en la mayoria de los casos es el banco.

    Un abrazo
    P.D. la foto es estupenda, parce un cuadro abstracto.

    ResponderEliminar
  12. Amigo Jan, personalmente creo que vamos a seguir con la indignación y con pocos resultados. Un pedacito de cielo como este me gustaría y a buen precio mejor que mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Esa es ahora la gran pregunta:
    ¿en qué se convertirá este clamor?¿será escuchado?
    ¿tendrá respuestas?

    ...la historia sigue su curso pero somos nosotros los que debemos decidirnos a tomar el timón...o, al menos, proponer un nuevo rumbo.

    Un abrazo.

    P.d
    que no nos vendan el cielo, por favor!

    ResponderEliminar
  14. De nuevo buena imágen simbólica, que para mí representa el humo que nos venden, algo virtual e imaginario.
    Saludos.

    ResponderEliminar

  15. · El problema no radica en que nos vendan, o alquilen parcelas del cielo. Nuestra solución radica en algo simple, pero difícil de articular. Hay que hacerles ver que podremos ser SU INFIERNO, y que todo su cielo acumulado no les valdrá para nada.

    · un abrazo

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  16. Considero que esta debiera ser la última llamada de atención.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo