Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

lunes, 15 de febrero de 2010

La fragilidad del hierro

Hierro…


Sinónimo de fortaleza. Quien no escuchó en alguna ocasión de alguien que tenia salud de hierro.

Curiosamente, el tiempo que todo lo puede, termina por ser su peor aliado y nuestro protervo amigo.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.

Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.


Si queréis ver el resto de la serie clicar aquí:

"Pensamientos apáticos"

Copyright © By Jan Puerta 2009

Texto y fotografías con copyride del autor

janpuerta@gmail.com

19 comentarios:

  1. Si Jan, fins i tot el ferro, també es malmet amb el temps, l'humitat, i altres factors ho fan posible Un foto ideal que penjaria a qualsevol paret de casa meva. Molt maca.

    ResponderEliminar
  2. Bon día Jan: Una buena apreciación has hecho hoy.

    Bien muestra la fotografía que se ha oxidado con el paso del tiempo.

    Saludos cordiales.Montserrat

    ResponderEliminar
  3. Es la oxidación la que nos hermana con el hierro. La que lo devuelve a la naturaleza de donde lo extraemos y nos extraemos. Por eso nos resulta más simpático bajo este estado.

    ResponderEliminar
  4. El tiempo y el agua, que horadan la piedra y oxidan el hierro.
    Nada escapa a ese paso del tiempo a esa persistencia del agua.

    ResponderEliminar
  5. Nada escapa al paso del tiempo, ni a las pruevas de la vida. El camino nos deja señales a todos, pero en las huellas está el encanto y la personalidad de cada uno. Besos

    ResponderEliminar
  6. Que texturas tan bellas.
    El óxido confiere mil formas y tonos a una superficie de hierro, muestra como nada el inexorable paso del tiempo y el poder transformador de la propia naturaleza ... Que belleza encierra esta imagen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Todo nace y todo muere...Si aceptamos el pasar del tiempo, si cuidamos nuestra envoltura y la alimentamos con sabiduría, nuestra fragilidad a envejecer será más elegante. Lo importante, es como hacemos el camino y no la meta.

    Preciosa foto.
    Un abrazo muy sereno
    Naia

    ResponderEliminar
  8. Nada es imperecedero. Muestra de ellos son las huellas que el tiempo vivido deja sobre el hierro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Al final resultará el agua como lo más fuerte, imposible de contener en nuestras manos. Todo ella presión... ¿Y su goteo? Su justo recuerdo.

    ResponderEliminar
  10. Óxido, como en algunas paredes del alma.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena imagen. Donde hay oxígeno todo se acaba oxidando...

    ResponderEliminar
  12. Todo termina oxidándose, hasta el hierro irreductible.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta el colorido de tu hierro oxidado...buena fotografia...

    ResponderEliminar
  14. Nada se resiste al tiempo. Es implacable.

    Un abrazo.

    Jan, por cierto, no comento mucho, pero sigo atentamente todas tus entradas.

    ResponderEliminar
  15. Como sabes, tengo toda una serie en mi blog que llamo "Óxido". Este tema me obsesiona.

    ResponderEliminar
  16. Estupenda imagen, y además, una muy buena moraleja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Solía decir el gran Wenceslao Fernández Flórez que "tenía una mala salud de hierro".

    Así podríamos hablar de este hierro que nos muestras hoy. Tiene "una mala salud de hierro".

    Una bonita foto de texturas, Jan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Tal como nosotros, frágiles y fácilmente oxidables...
    bonito primer plano

    abrazo

    ResponderEliminar
  19. Todo tiene su punto débil,y su fecha de caducidad,por tan fuerte que parece.
    Como siempre una excelente foto para meditar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo