Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

miércoles, 6 de febrero de 2013

Comunicación

Amasijo de cables al atardecer… 
Cuando tenía poco más de ocho años, con un amigo del colegio de nombre Josep, fabricamos con una cuerda y dos tarros de yogurt un teléfono desde el cual teníamos largas conversaciones separados por la puerta que había en casa para acceder a la galería, del cuarto piso sonde vivía.

Paradojas de una inocencia perdida. 

Clic aquí para ver la serie completa: 
Copyright © By Jan Puerta 2013. 
Texto y fotografías con copyride del autor. 
janpuerta@gmail.com

20 comentarios:

  1. Excel·lent imatge Jan, força allunyada de la galeria d'interessants personatges que ens ofereixes diàriament. Tot i no ser el Josep del que parles, jo també, de petit, jugava amb aquest "walkie-talkie" casolans.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un joc innocent com aquest marca una època daurada on la imaginació era el suport de la nostra il•lusió.
      Una abraçada

      Eliminar
  2. Son mejores los tarros metálicos de conservas, y recuerda que la cuerda debe estar bien tensada.
    Un abrazo, Jan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tarro fue la evolución del primer modelo amigo. Y cierto, con la cuerda tensada no había tantas interferencias.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  3. Todo un cúmulo de palabras, todo un río de frases, toda una inmensidad de ideas se agolpan en ese brevísimos cables que apenas prestan sombra pero, que logran ponernos en contacto a los unos con los otros sin preguntar jamas nada sobre lugares, colores, guerras. diferencias.
    Un éxito del hombre grande, del hombre con mayúsculas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ...gratos recuerdos de infancia, pues yo también me comunicaba con los amigos a través de esta "alta tecnología" (cuerda-vaso). Estupenda fotografía Jan.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alta tecnología de entonces. Hoy parece ciencia ficción de la barata. Pero... que bien nos lo pasamos entonces.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Ostras Jan, ¿tu también hacías telefonos, con los basitos del yogur? que tiempos y no había tanto cable, jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo había ilusión amigo. Y eso junto con la imaginación no tenia ni tiene precio.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. es lo que echo de menos , comunicación
    a pesar de tanto aparato,
    las personas siguen aislándose en su propio eco

    buena jornada

    ResponderEliminar
  7. La palabra cableada viaja de aquí para allí... la imagen es magnífica... aunque el tiempo, como en la vida, amenaza nubarrones...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El presente es complejo. Pero hay que seguir. No crees.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Quizás esa era tu vocación, ingeniero en telecomunicaciones, ¿no?, vueltas que da la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo me faltaría eso. AUnque si el hambre apremia más...
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Menudo lio de de cables y menudo cielo. !!!
    Oye con los telefonos aquellos de la infancia, ¿tenías tarifa plana, no? ;-)
    Que buenos tiempos, amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado revoltijo de cables. Espero que algún día empiecen a soterrarlos. La estética de muchas ciudades ganarían muchísimo.

      Un abrazo

      Eliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo