Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

sábado, 14 de junio de 2008

Hoy tarot

Nullius in verba Es el lema de la Sociedad Real de Ciencias Británica

Hoy tarot

El visionario se acerco a su consulta. Hoy tenía sesión del tarot. A media mañana le había llamado su mejor cliente…

.-Tienes que atenderme esta tarde.

.-Puedes venir a las cinco. Ven vestido de oscuro… bueno, tú ya sabes.

El viejo reloj carillón marcaba el desarrollo del tiempo a golpe de péndulo. Justo cuando la primera campanada terminaba, sonó el llamador de la puerta.

.-Buenas tardes… Siempre puntual como un ingles.

.-Acaso olvidas que lo soy.

Sonrieron y se sentaron. La sirvienta les trajo un te verde con cedrón. Empezaron a hablar…

.-Tengo un problema. Hoy me he encontrado en la calle, una carta del tarot. Era la emperatriz. Se que es un símbolo. Pero no se interpretarlo.

Con la calma que tienen los maestros, habló pausadamente, analizando los detalles del encuentro. Desmenuzando poco a poco todo lo acontecido. Ayudado de una vieja libreta y un lápiz a medio gastar, anotaba todo lo que le comentaba. Era necesario ser minucioso para poder encontrar la respuesta necesaria a tan inusual encuentro. Uno puede encontrar cualquier carta de la baraja clásica o de póquer. Incluso es bastante usual, encontrarse una ficha del dominó u otro juego de azar. Pero, encontrarse un arcano del tarot, era la primera vez que ocurría. Y ante algo extraordinario, uno debe de prestarle toda la atención posible. Además era su forma de ser.

Cogió su baraja y después de hacérsela barajar y cortar, le requirió para que le escuchara atentamente, al tiempo que iba formando una figura geométrica con las siete cartas sacadas. Hablo con su clásica calma. Sin inmutarse. Parecía ser que todo estaba donde había de estar. No se producirían grandes cambios en su vida. Todo seguía el camino previsto.

.-Esto es todo. No olvides que mis palabras solo son una orientación. Tú debes analizarlas. Sacar tus propias conclusiones y obrar en consecuencia.

Le estrecho la mano. La sirvienta le trajo un segundo te verde, aunque esta vez, cambió las hojas de cedrón por unas de paico. Acerco con la palma de su mano el aroma hacia su nariz, se sentó frente la chimenea y abrió el libro por la página que lo había dejado antes de recibir la llamada de su mejor cliente.

Fragmento del relato: "los siete magos"

Copyright © By Jan Puerta 2008

Texto y fotografías con copyride del autor.

4 comentarios:

  1. me tengo que situar por aquí ..a ver si te pillo el hilo ..dijiste que tenías dos blogs ..yo sólo tengo esta dirección que puse n mis enlaces..

    Yo en esto de las cartas no creo ...ni significan nada para mi , me digan lo que me digan ..ya bastante tengo con procurar creer en mi misma ..

    ResponderEliminar
  2. precioso relato, acompañado de tus fotos!!!!!.
    BESITOS

    ResponderEliminar
  3. Como siempre magnífica la escritura, tanto con tinta como con luz...

    ResponderEliminar
  4. Isabel Pérez del Pulgar14 de junio de 2008, 22:47

    Es lo que me esperaba, un blog precioso hecho con mucho cariño.Lo mismo ocurre con las fotografias, estan hechas con tanta entrega. Y cada una puede guardar más de uno de tus estupendos relatos.Un abrazo

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo