Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 31 de julio de 2008

Perro y gato

Es curioso que los animales suelen comportarse de tal manera que deberíamos seguir su ejemplo. El hombre, es incapaz de limar sus asperezas. Su intento por ser superior nos esta llevando a una situación sin retorno. Demasiadas pretensiones para quien apenas tiene unos miles de años escasos de evolución. Nos creemos lo que no somos y al final, por listos nos morimos. “Manda guevos” que dice un amigo mío.
Voy a seguir aprendiendo de los animales hasta que pierda el habla y el don de asombrarme por ellos.




Pensamientos
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

miércoles, 30 de julio de 2008

La verja del tiempo

El paso del tiempo hace mella en todas las cosas. El sol envejece la madera y las frías mañanas de invierno hacen llorar la vieja reja forjada. El oxido se transforma en lagrimas eternas donde la sempiterna juventud no es mas que un sueño de verano… Seguiremos siendo los protagonistas de la quimera del tiempo.



Fragmentos de---
Pensamientos apáticos
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 29 de julio de 2008

Barbas sonrientes

Según la real Academia de la Lengua Española, la palabra estadística se refiere al estudio cuantitativo de la población, de los recursos naturales e industriales, del tráfico o de cualquier otra manifestación de las sociedades.
También al conjunto de esos datos.
Incluso podemos leer la reseña a la rama matemática que utiliza grandes conjuntos de datos numéricos para obtener referencias basadas en el cálculo de probabilidades.
Ante esto, y basándome en la fotografía que presento he llegado a diferentes conclusiones…

1ºTodos los que sonríen llevan barba.
2ºTodos los que llevan barba están de buen humor.
3ºEl cien por cien de los que salen en la fotografía tienen buen humor y sonríen.
4ºLos barbudos sonrientes caminan con otro barbudo sonriente al lado.
5ºSonreír es sinónimo de barba.
6ºSin barba, estadísticamente no se puede sonreír.


Y es que una imagen vale mas que mil palabras y unas anotaciones en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Si ves las barbas de tu vecino sonreir...


"Pensamientos"
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

lunes, 28 de julio de 2008

Puerta imposible

No se si es obra de un arquitecto con pretensiones divinas, o un aparejador con dotes no conocidas. Tal vez un maestro de obras o quizás el simple carpintero erró sus cálculos lineales para hacer una puerta que posiblemente debería de estar en algún museo. A lo mejor el mismo propietario la pidió así.
No se.


Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

domingo, 27 de julio de 2008

Vivamos en el cielo

.-Vivamos cerca del cielo!
.-Me han comentado que la vista es excepcional.
.-Pues no se. Hace meses que entre la niebla y la polución no nos deja ver nada.
.-Pues ya me contaras.
.-Pues eso.
Y siguieron caminando en silencio.



Fragmentos de…
Pensamientos apáticos
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

sábado, 26 de julio de 2008

Mi ventana


Una mañana me levanté y mi casa había desaparecido. Simplemente se desvaneció como la bruma al amanecer o el arco iris al esconderse el sol. Reflexioné y saqué muchas conclusiones. La mas sorprendente fue la ausencia de recuerdos en mi propia casa. Todo mi mundo se reducía a un balcón abierto. A una ventana sin cristales abierta al mundo que podía representar mi futuro.
Hoy sigo teniendo la misma sensación. Sin techo ni paredes que corten mi libertad. Recuerdo el día donde reivindiqué mi derecho a dejarme llevar por mis propias inquietudes.
Que mas puedo pedir?



Pensamientos
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 25 de julio de 2008

"El club de los jueves" La abuela

El hombre estaba frente a la gran cristalera de su despacho.
Como cada día sacó un café de la maquina. Revolvió el azúcar con los mismos movimientos rutinarios de quien repite la misma acción por quince años a la misma hora del día. Esperó en vano a que la simpática abuela apareciese a las once en punto, a regar sus cuatro plantas colocadas en la repisa de su ventana. Al ver que no acudía a su puntual cita diaria, se preocupó. Quizás en exceso, pero al fin y al cabo, preocupado. Lo comentó con sus compañeros de oficina sin dejar de fijar la vista a la ventana. Incluso llamó a su mujer para comentarle lo que sucedía.
Se decidió por abandonar la oficina. Cruzar rápidamente la calle y dirigirse hacia el portal donde creía que vivía la anciana abuela. Tuvo suerte de encontrar al cartero saliendo por el marco de la escalera. Este le confirmo que vivía en la tercera planta.
Subió las escaleras de dos en dos. Tenía buenas piernas de hacer footing cada mañana. Con el miedo y la angustia clavados en su cuerpo, llego frente a la puerta. Presionó el timbre pero no escuchó el ruido característico del ding dong ni el obsoleto ring. Así que sacó una moneda de su bolsillo e improvisó un reclamo sonoro al golpear con ella el pomo de la puerta. Nadie contestó. Repitió los mismos movimientos compulsivos pegando la oreja y solo escuchó un silencio sepulcral.
Abrió su celular marcando el número de emergencias…
.-Buenos días, quisiera comentar un tema que me tiene preocupado. Se trata de mi vecina. Tiene mas de ochenta años y…
.-No se preocupe. Le enviamos una dotación.
Mientras seguía insistiendo con mi improvisado timbre metálico, escuche acercarse las sirenas de los bomberos. En pocos minutos, su agudo sonido aparcó entre mi acristalada ventana y la suya. Los uniformes de trabajo brillaban bajo los efectos del sol. Los vecinos y transeuntes se preguntaban donde estaba el fuego. Nadie sabía lo que pasaba, excepto el y sus circunstancias. Sacaron las escaleras que siempre llegan al cielo. Incluso, subieron hasta el rellano armados con sus correspondientes hachas, al mas puro estilo aizcolari. Pero fue el mas joven el que se deslizó por el hueco interior hasta acceder a la ventana de su cocina. Estaba abierta y por ella entró en la casa.
Los siguientes tres minutos se le hicieron eternos. El corazón le palpitaba de tal forma que no sabia bien si estaba corriendo una media maratón o haciendo el amor en el rellano de un bloque con el aliciente de que en cualquier momento podría salir cualquier vecino y pillarlo in fraganti. Volvió a pegar la oreja y escucho unos murmullos. Maldita puerta blindada!
De pronto se abrió la puerta y apareció el joven héroe y la abuela en camisón de dormir. Resulto ser que el día anterior había ido con sus amigas de colegio a ver la actuación de Dyango. Llegó a las tantas a la casa y se había quedado dormida.
Después de tal ridículo, aprendió a no meterse nunca mas en donde no le llamaban. Solicitó permiso a su jefe para cambiar la mesa de posición. Hoy, trabaja de cara a la pared. Frente a un póster fotográfico que le encargó a un amigo fotógrafo…
.-Deberías de fotografiar a la abuela del tercero, a las once de la mañana cuando sale a regar sus plantas.
Desde ese día, nunca volvió a mirar por la ventana.

Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 24 de julio de 2008

"La librería que se comió la carnicería"

No se cuando se produjo el cambio, pero cerrar una carnicería y abrir una librería debería ser motivo mas que suficiente para incluir tal fecha en el santoral y celebrarlo tal como la ocasión lo merece.
Sigamos leyendo!




Pensamientos”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

miércoles, 23 de julio de 2008

Los trazos de Manuel

Un viejo carguero hace sonar su sirena. Sale del puerto sin prisas. Pronto será un punto difícil de distinguir en la línea que separa el horizonte de la realidad. Una pareja se besa efusivamente ajena a todo. Aprovechan los últimos rayos de sol del día. Un dibujante llamado Manuel busca su inspiración…
.-No ando muy inspirado.
Me dice mientras su lápiz carbón sigue trazando el momento.
.-Quiero volver a retomar la ilusión de dibujar.
Los trazos que le imprime al grafito, son vigorosas pero sutiles. Enérgicos, llenos de sensibilidad.
La temperatura va bajando por momentos. El frío se deja notar. Los amantes siguen su ritual de besos y medias caricias.
Manuel se encuentra sentado en uno de los bancos del muelle Barón en Valparaíso. Las olas, vienen y van. Son como viajeras compulsivas, inquietas de tanto vagar.
Desde aquí, observar las primeras luces de los cerros de “Valpo” es todo un privilegio. Miles de imaginarias luciérnagas se encienden al unísono dando vida a la noche porteña. Solo es un rincón mas, de los muchos que hay, para observar y dejar pasar el tiempo. Sin pensar en el. Solo vivirlo al tiempo que todo sucede en un instante. Un carguero que parte, una pareja que se besa y un dibujante que capta la esencia del instante delante de mi… Y la vida, continúa.


Fragmento de “Momentos en Valpo
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 22 de julio de 2008

Rareza... o no.

Cuando visitas un lugar por primera vez, sueles alejarte de el con muchas dudas. En uno de estos avatares viajeros me encontré con esta planta. La mire, la fotografié y quise preguntar a alguien de la zona. No encontré a nadie.
Me lleve la imagen y la duda…




Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

domingo, 20 de julio de 2008

El paso del tiempo

Sin grandes pretensiones, tuvo su esplendor. Hoy en día, el tiempo corre en contra suya. Una similitud con la vida. Una fachada que en su día fue joven y lozana. Hoy, ajada y maltrecha por el paso de los años, el riguroso clima reinante y los pocos recursos de sus habitantes para darle un poco de mantenimiento.
Ya vendrán tiempos mejores y si no es así… la vida seguirá a pesar de las ilusiones. Como decía un viejo amigo mío…
“La vida es dura”



Puerta y ventanas
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

sábado, 19 de julio de 2008

El lector

"Un lector de calle"


Leer. Un placer oculto tras cualquier letra. Una necesidad imperiosa de quien quiere mantener la mente despierta. Una función de nuestro intelecto capaz de transformarnos en aquello que nuestra imaginación quiera.
De niño me había preguntado muchas cosas. Una de ellas, me tenía realmente preocupado. Puede parecer una tontería. Pero la vida de uno ésta llena de simplezas…
Cuantas palabras leídas cabían en el cerebro de un mozalbete de poco mas diez años. Hoy en día sigo leyendo y me sigo haciendo la misma pregunta. La respuesta en los libros aun no la he encontrado. Pero las ganas y la capacidad de lectura están intactas. Por lo cual, he llegado a la conclusión que no he de preocuparme por seguir leyendo. Solo, de seguir haciéndolo.


Fragmento perteneciente al relato:
Cualquier lugar invita a leer
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 18 de julio de 2008

El club de los jueves "Jaleo"

Jaleo”


El teléfono sonó tres veces. Me levanté. Pero justo cuando acercaba el auricular a mi boca, para responder, se cortaba la comunicación. En tres ocasiones sucedió lo mismo. Cansado de lo parecía una broma absurda, lo deje descolgado…
.-Si es alguien conocido, ya sabe donde vivo.
Unos minutos mas tarde, el teléfono móvil, se sumo al despropósito. Tres llamadas y se cortaba. Y cuando a la tercera vez me acerqué con celeridad, también se cortó. Lo dejé parado junto a las llaves de casa. En el recibidor.
Me preguntaba el porque de la situación tan absurda que se estaba generando, cuando un sonido agudo, me hizo levantarme hasta la puerta. Descoge el auricular del interfono. Era mi buen amigo Jaime. Abrí y dejé entreabierta la puerta.
Entró y directamente se vino hasta la habitación que hacía las veces de despacho. Amplia y soleada.
.-Te he llamado varias veces pero no tenia batería mi móvil… No podía esperar a llegar para contártelo.
.-Y que es eso tan urgente…
.-No te lo vas a creer. Me han invitado a las fiestas de “Sant Juan” en Menorca. Así que prepara la maleta que el avión sale de aquí cuatro horas.
.-Pero…
.-No hay peros que valgan. Te vienes y punto.
Eso es lo que mas me atraía de Jaime. Su determinación y sus dotes de persuasión. Su mirada limpia. Esa seguridad que demostraba en sus acciones. Sin duda seducía con todo aquello que los poros de su piel traspiraba. Si. Categóricamente, estaba enamorada de Jaime.
En pocos minutos me asaltaron las dudas típicas de quien ha de viajar y no sabe el que llevar. Me acorde de un viaje de fin de curso en el colegio, que inducida por mi mejor amiga, me lleve ropa de verano en pleno otoño parisino. Mi amiga –a instancias de su madre- a última hora, metió en la maleta algunos jerseys y un par de jeans. Las madres siempre tan previsoras.
Embarcamos en la hora prevista y subimos al avión. Me toco ventanilla. En poco mas de cuarenta minutos llegamos a Mahon. Alquilamos un coche. Once euros al día. Cuarenta minutos mas tarde entrábamos en Ciutadella de Menorca. No fue difícil encontrar el hotel.
En la calle el ambiente festivo se palpaba sin necesidad de buscar. La gente caminaba con paso firme y las botellas de Gyn aun llenas. Seguimos a un grupito de gente mas o menos de nuestra edad. Cogidos de la mano formando una cadena para no perdernos. De pronto el bullicio se volvió contagioso y unas ganas de brincar y gritar se apoderaron de nuestras gargantas. No entendíamos el idioma ni de que iba tanto jolgorio. Pero el Gyn, ayudaba a mimetizar tanta alegría y hacerla nuestra. Al poco rato perdí a Jaime entre la multitud. O quizás yo misma me perdí en ella. Me pareció verlo del brazo de una rubia mientras un joven moreno de playa me arrastraba hacia vete a saber tu, que callejuela. Me besó y seguí sintiendo la fiesta. Por horas escuche el trotar de los caballos y el “jaleo, jaleo”, que con el eco de las calles aledañas y desiertas, se propagaba sin dificultad. Entre jadeos de pasión me acorde de mi amigo Jaime. Mientras caminaba hacia el hotel recordé su invitación y este regalo tan especial que San Juan me había dado. Subí a la habitación, me duché y al poco rato llegó Jaime. Alegre y feliz. Creí oler a perfume de mujer. Pero que le podía reprochar yo? Se duchó. Cenamos en la habitación y nos acostamos. Esa noche ninguno de los dos tuvo ganas de hacer el amor. Solo amanecimos abrazados.
Nunca supe el nombre de ese joven. Nunca lo volví a ver. Nunca lo busqué.
Me casé con Jaime dos meses después. Nueve meses más tarde de la boda nació Marc. Dieciocho meses a continuación vino a este mundo Mariona. Nuestra respectiva familia y amigos en común cuando hablan de nosotros dicen que somos felices.
Final primero:
Éste año pudimos hacer unas mini vacaciones en junio. Los abuelos se quedarían con los niños. Teníamos ocho días. Solo faltaba elegir destino. Escribimos en un papel el nombre de la ciudad donde queríamos ir. La mano inocente de Mariona saco el nombre de Menorca. Sonreímos los dos. Habíamos puesto el mismo destino.

Final segundo:
Éste año pudimos hacer unas mini vacaciones en junio. Los abuelos se quedarían con los niños. Teníamos ocho días. Solo faltaba elegir destino. Escribimos en un papel el nombre de la ciudad donde queríamos ir. La mano inocente de Mariona saco el nombre de Roma. El había elegido París. Sonreímos los dos. No había que tentar al destino.

Que final os gusta mas. El primero o el segundo?


Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 17 de julio de 2008

Una casita pequeñita

Una tarde de marzo me paré delante de una casita de madera. Mientras la observaba, sentí una voz…
.-Pase Sr.
La invitación era tan espontánea que entré con sumo placer a su casa.
.-Permítame que le haga una fotografía.
.-Claro que si. Niño sal de en medio que el Sr. va a hacer una fotografía a la casa.
.-No se preocupe. Déjelo ahí. Así la casa se ve mas viva.
Así nació esta imagen y esta pequeña historia de una realidad muy alejada de nuestro entorno pero real como la vida misma.
Las casas de Centroamérica son pequeñas en general. La modestia se confunde con las falsas necesidades de espacio.
.-Lo tenemos todo a mano.
Me dijo con una sonrisa llena de sinceridad en su rostro.
.-En casa pasamos poco tiempo. Madrugamos todos y trabajamos todo el día fuera. Para que una casa mayor?
Tomamos un te con canela. Comimos y hablamos por horas. La casa no tenia televisión. El niño jugaba con unos coches de plástico en la parte de atrás de la casa. Las gallinas corrían libremente y todo parecía un cuento de hadas. La única diferencia es que la realidad, supera la ficción.
Quizás deberíamos volver a nuestros orígenes mas humildes o aprender a tenerlos como parte de nuestra propia existencia.
Todo lo tenemos ahí, si queremos claro. Ante esto, uno debería preguntarse: para que queremos mas? Claro que también debería de tener el valor suficiente para contestarse.



Relatos de marzo
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

miércoles, 16 de julio de 2008

La quietud de un instante

Aun recuerdo los apuntes en la pizarra enclavada en la pared de mi escuela. Palabras, algunas formulas y pocas ganas de aprender aquello que no fuera la calle. De pequeño ya me gustaba la fotografía. Las figuras estáticas. Todo lo que se movía, tenía un instante de quietud y captar ese momento me obsesionaba. Andaba por la calle y de golpe me quedaba quieto intentando ser una estatua. La gente a veces se sorprendía de mi acción. Pero yo no podía explicárselo… me había convertido en una escultura.
Mi Madre cuando estaba de mí hasta la coronilla, me decía…
“Nen… estigues quiet”
“Niño… estate quieto”
Ahora me doy cuenta que cuanto saben las Madres.
En Barcelona, en el tramo final de las ramblas, antes llamado Santa Mónica, había un hombre enigmático que captaba instantes con una viaja maquina alemana enclavada sobre un trípode. Cubierta por un paño de algodón. Allí aprendí a observar la quietud de un instante.
El viejo fotógrafo, me dijo…
“Observando, todo sucede. En un segundo la magia desaparece dando lugar a una situación diferente”.
Años después, un viejo profesor de fotografía que vivía con intensidad la vida, me dijo…
“Estate atento. Abre bien los ojos. Otros no verán nada, pero tu, podrás mostrárselo. Solo debes de fotografiarlo”.
Le hice caso y aquí estoy. Mirando a mí alrededor y mostrando todo aquello que he visto. Compartiendo lo que sucede en un instante… Dejándome llevar por mi instinto que no es otro que el de seguir buscando la quietud de un instante.



Fragmento de:
“El primer puente”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

martes, 15 de julio de 2008

El primer puente

Decidí cruzar el puente. Seguir caminando. Nadie me preguntó cual era mi destino. Mejor. Tampoco tenía respuesta para mi caminar. Simplemente me dejé llevar por mis pasos. Sigo buscando el horizonte, cruzo puentes, subo cerros y no miro hacia atrás.Aun recuerdo mi primer puente…


Fragmento de:
“El primer puente”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

lunes, 14 de julio de 2008

Sonreir

Sonreír, no por profesión,
Solo por placer, puro placer de ver la vida con la mejor de las sonrisas…
La sinceridad!
Que gran virtud.

Fotografía y texto perteneciente a la exposición:
“Pasen y vean… con mis ojos”

Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

domingo, 13 de julio de 2008

Cuc

Se arrastro, con calma. Sin prisas. Observando su destino de hoja en hoja. Sabia de su destino. La metamorfosis estaba próxima. Solo era cuestión de buscar un buen rincón.
Unos días después, su sueño se hizo realidad y pudo volar.



Fragmento perteneciente a:
Alas son vida
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

sábado, 12 de julio de 2008

Juan Salvador vuelve a volar

Joan Salvador ja vola…
Ha deixat de somiar,
Ja tot es real
S’ha allunya somrient.

Juan Salvador ja vuela…
Ha dejado de soñar.
Ya todo es real.
Se aleja sonriendo.
Fragmento perteneciente a:
Alas son vida
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 11 de julio de 2008

Mundo de ensueño vegetal

Parece que esperen el momento adecuado para sorprender a quien como yo, nos cruzamos con ella por primera vez.
La plenitud de una flor dura un instante…


Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 10 de julio de 2008

El club de los jueves: "El vendedor que olvidó la monotonía"

Esta semana el tema propuesto para el club de los jueves tenía que girar alrededor de un vendedor. Esta es mi aportación, con el clásico retraso que me caracteriza últimamente.
“El relato de los jueves que se publica el viernes”. No se a que me suena este eslogan.
Se trata de un relato de ficción. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. La fotografía que ilustra el relato pertenece a un amigo de la feria de Quillota, en la quinta región de Chile que tuvo la amabilidad de dejarse fotografiar mientras le compraba media tienda para llenar las despensas del velero. Le pregunte si siempre había vivido del campo y me contesto…
.-Antes era vendedor.
De ahí nació este relato…


“El vendedor que olvidó la monotonía”

Monotonía... Maldita palabra para uno que se levanta cada día a la misma hora por obligación.
Monotonía… La cafetera siempre me avisa con el mismo ruidito. Empieza a ser molesta.
Monotonía… La ducha al alba cada vez me hace gastar mas agua. Será por rebeldía?
Me miro al espejo y ajusto mi vieja corbata. La misma que me dio suerte un día. La propia que me permitió liderar el ranking de ventas de la compañía. Ensayo mi mejor sonrisa y hago diferentes muecas imaginando las palabras de mi futuro cliente. Hoy me toca visitar al Sr. Montilla. Digo señor, por pura cortesía profesional. Por que si el pudiera leer mis pensamientos, de bien seguro me denunciaría con alguna de esas leyes modernas de hoy en día, sobre el honor y todas esas tonterías que parece molestan a todas las personas menos a los árbitros de futbol. Ay del día en que estos trencillas de negro (ahora amarillo chillón) empiecen a denunciar a espectadores…
Dejo atrás mi apartamento de soltero. Mi leonera que diría mi madre. El redil donde de vez en cuando una figura femenina alegra mis desdichas. Hace dos noches, llegamos de madrugada, con alguna copa de mas. Al levantarse por la mañana me dijo…
.-Tu apartamento parecía mas grande anoche.
No te jode! Hasta la estrecha calle de la Montera de donde la saqué parecía mas ancha!
Me subo al bus municipal y dejo que mi chofer particular me lleve hasta mi destino. Es un privilegio ciudadano que todos deberíamos de usar. Solo hay que mentalizarse como yo lo hice. Claro que domino muchas técnicas de autosuperación y eso no esta al alcance de todos. Me siento como siempre en la parte de atrás. Y dejo que el discurrir serpenteante de la calles me someta a mi diario preferido sobre finanzas y su extraordinario suplemento de prensa del corazón. Abro las páginas centrales y mi sorpresa es mayúscula… Un miembro –nunca mejor dicho- de la aristocracia ha sido fotografiado con sus santas partes al descubierto! Me miro la fotografía atentamente y no puedo dejar de comparar. No entiendo por que no soy de familia fina si atributos no me faltan.
.-Pues no me parecía a mi que tuviera tanto!
Me dice una señora sentada en el asiento posterior.
.-Señora, cuide a su hijo de las malas influencias y si quiere leer gratis, busque en las papeleras!
Le contesto al tiempo que giro mi revista para evitar su inquisidora mirada. Sigo leyendo y casi me paso de parada. Toco con timbre con insistencia y el conductor, mi conductor, me mira con un semblante serio a través del espejo con el que controla sus dominios. Me bajo y mis pensamientos vuelven a jugar con la querida familia del mequetrefe ese que conduce. Como esta el servicio!
Abro la puerta y una sonrisa que ya quisiera encontrar en mi cama en más de una ocasión, me saluda dulcemente…
.-Buenos días señor.
.-Buenos días monada!
Cambia su sonrisa por un gesto serio. No entiendo a las mujeres.
.-Que desea?
.-Vengo a ver al Sr. Montilla. Soy el Sr. López. Santy López. Con “y” griega, señorita?
Al tiempo que descuelga el teléfono, me señala con su dedo índice la placa que descansa sobre su pezón, perdón, seno izquierdo y en ella puedo leer Srta. Montserrat Albioch. Mis pensamientos rompen el instante seductor que precedía a la lectura de su nombre… -Que difícil debe de ser pronunciar su nombre a uno de los “madriles” como yo, con una copa de mas!
.-El señor Montilla le atenderá en un minuto. Tome asiento por favor.
.-Prefiero estar de pie. He venido sentado cómodamente leyendo el diario “expansión” mientras mi chofer se peleaba con el tráfico rodado.
Le enseño la portada económica y cae sobre su mesa la revista del corazón con las salvas partes sobre sus papeles. La situación se vuelve tragicómica por momentos.
.-Ya veo que la cotización bursátil esta al alza!
Dice con gran aplomo.
En esto se abre una puerta y el Sr. Montilla me salva de la situación embarazosa en la que me había metido. Si me firma el contrato, todo será una estúpida anécdota más.
Le doy la mano y cinco minutos después me acompaña hasta la puerta que me ha visto entrar. Se despide de mí. Amablemente dice…
.-Un placer, Sr. López.
Paso por delante de la recepcionista quien sin alzar la mirada me dice fríamente…
.-Que tenga usted un buen día, señor Santy, con “y” griega me dijo, verdad?
Me suena a recochineo. No se por que tienen tanta intuición las mujeres. Ésta, seguro que sabe que no he podido firmar el contrato. No por mi, claro. Si no por que éste hombre, que dice ser de negocios y no sabe ver una buena oportunidad comercial. Seguro que es un enchufado del jefe. Si no es así, no entiendo como esta en un puesto de tanta responsabilidad.
Ese día, empezó mi declive como vendedor en la multinacional que me acogía desde los treinta años. Pasé veinte años haciendo grande a la compañía. Una mañana me dejaron mi jubilación anticipada encima de la mesa. Con ella compre un viejo puesto de verduras y hortalizas a un no menos viejo agricultor que también quería jubilarse.
Me han salido callos en las manos y aun leo el mismo periódico de siempre. Suplemento incluido. Me levanto cada mañana antes que el gallo cante. Me olvide de la monotonía matutina. No tengo chofer y aquella chica de la calle de la montera, se llevo los mejores años de mi vida y algún que otro ahorro entre suspiros y noches locas. Sigo soltero pero ya no lo soy de oro. Eso si, de vez en cuando alguna mujer insatisfecha me cuenta sus penas en la trastienda de mi negocio. Los tiempos cambian, pero algunas personas seguimos siendo los mismos crápulas de siempre.
"Relatos Fragmentos"
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

miércoles, 9 de julio de 2008

Gato desafiante



Fragmento perteneciente a “Existencias efímeras”


Prohibir…
Es una palabra que abarca todo aquello que no queremos vivir en nuestra piel.

Aunque ésta sea de gato.



Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 8 de julio de 2008

Soplar

Fragmento perteneciente a “Existencias efímeras”

Yo soplo…
Tu soplas?
Sabes si el sopla?
Nosotros podríamos soplar juntos.
Vosotros deberías de soplar.
Ellos terminaran soplando.
Mas vale soplar a que te soplen algo.

Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

lunes, 7 de julio de 2008

Arriendo terreno

Pensamientos apáticos sobre la crisis del ladrillo...
Yo tenía un terreno y lo puse en venta.
No lo pude vender y los impuestos hicieron de el un solar de embargos.


Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

domingo, 6 de julio de 2008

La llamada

Un teléfono y algo que contar. A quien, es lo de menos. Siempre hay alguien al otro lado. O no?

Fragmento perteneciente a "Existencias efímeras"
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 4 de julio de 2008

El club de los jueves: "Hombre pájaro"

"El hombre pájaro"


De pequeño se quedaba varias horas observando a cualquier pajarillo. Sus padres, solían decir que tenía pájaros en la cabeza. Tanta obsesión por las aves, terminó por cambiarle la vida. Cada mañana, nada mas despuntaba el alba, salía al jardín de su casa, trepaba hasta un árbol y encaramado en una sólida rama, solía mover los brazos, agitándolos como si fueran las alas de un colibrí.
Pasaron los años y termino por olvidar sus absurdas pretensiones…
.-Volar, eso no es para mí. Mejor olvidarlo.
Se repetía cuando miraba el cielo y veía siluetas planeando placidamente.
Unos años después, sentado en un parque, se le acerco un señor muy bien vestido. Se sentó justo en el banco que había delante. Se observaron el silencio. Sonrieron en varias ocasiones…
.-Disculpe, nos conocemos?
.-Así es amigo.
Le respondió el recién llegado.
.-Pues no recuerdo, la verdad.
.-Soy la voz de su consciencia. Somos hermanos de alas.
Un silencio sin explicación recorrió todo el entorno donde se encontraban. Apareció una densa niebla que hacia mas enigmática la situación.
Un escalofrío recorrió su espalda. Notaba un leve picor que fue creciendo mientras “su hermano” sonreía levemente. La camisa, termino por ceder y algo parecido al pliegue de unas alas, aparecieron.
.-Muévelas sin miedo. Usa la mente. Como cuando eras pequeño… Lo recuerdas?
Cerró los ojos e imaginó sus primeros anhelos de volar. Al abrirlos se encontraba a unos tres metros del suelo. Su conciencia se encontraba delante de él sonriendo abiertamente.
.-Volemos!
Repitieron al unísono, al tiempo que empezaron a subir. Revolotearon haciendo mil filigranas imposibles dejando pequeñas estelas en el azul del cielo.
.-Lo sabia! Nunca perdí la esperanza.
La tarde pasó deprisa. La noche llegó apenas sin avisar. Entonces se dio cuenta que volvía a encontrarse en el parque. Pero solo. Sin la enigmática figura que se identifico como su hermano de alas. Mientras caminaba, observaba su sombra reflejada en el suelo gracias a las farolas que iluminaban el paseo principal del jardín. No había sido ningún sueño. Las alas recortaban su imagen.
A la mañana siguiente, no sabía como vestirse y disimular las alas. Así que salió volando por la ventana. Se acerco hasta su lugar de trabajo, pero no se atrevió a entrar en el edificio. Se quedó un rato en la azotea. Junto al inmenso letrero de la tónica schweppes y empezó a darse cuenta de la embarazosa situación en que se encontraba.
En esto, su teléfono móvil empezó a sonar…
.-Dígame…
.-Perdone que le molestemos pero es su primer día de trabajo y debemos orientarle un poco, así que debe usted de dirigirse inmediatamente a Nueva York…
.-Perdone, con quien hablo?
.-No pregunte y vuele raudo y veloz. Alguien está amenazando con derribar el “Empire State” No olvide que los superhéroes nunca preguntan. Solo cumplen con su deber.

Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 3 de julio de 2008

Paseo marítimo


Una mañana fresca de octubre. Cuatro amigas deciden dar un paseo cerca del mar. El tibio sol otoñal acaricia con suavidad la piel. Con delicadeza inusitada. Una vehemencia tal, que parece la mano amiga de alguien que nos quiere bien. Y nos lo demuestra con gesto firme.Las cuatro, hablan de sus cosas, ríen, y comparten historias que sin ese lazo de confianza desde los tiempos de la facultad, jamás se contarían y mucho menos serian participes de tales confesiones.El nuevo chico que conoció Inés es la envidia de toda la clase de danza. Por el contrario, Sara sigue con su novia Ana, ya van para tres años de convivencia. Maite, se ha tatuado de nuevo la espalda, cosa que ha gustado a su hombre y Sonia, sigue sin encontrar al amor de su vida… solo individuos que buscan y suspiran por su cuerpo.El resto del paseo marítimo esta lleno de historias. El sol sienta bien a todos y la mañana es esplendida. Imágenes cotidianas que todos hemos vivido.

Fragmento del relato... Paseo marítimo.
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

miércoles, 2 de julio de 2008

Boxeo... sueños de campeon.

Nada sucede…
Una escena cotidiana. Atípica. Un letrero que enaltece un deporte. Una afición. Un futuro para muchos. Un camino para lucrarse algunos que no tienen escrúpulos y cuya única verdad es el valor del dólar en las bolsas mundiales.
Otros, sudad, sueñan y en ocasiones son vencidos por el poderoso KO!
Fuera del cuadrilátero, la vida continúa… Un perro callejero sigue paseando.

Fragmento perteneciente al relato:
“Boxeo… sueño de campeón”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 1 de julio de 2008

La sombrilla

Se alejó el verano.
Te invadió la soledad.
La arena de playa, perdió su bullicio
Incluso la calma, adormeció las olas.
Pero en el horizonte un pequeño velero
Parece saludarte…
Fragmento perteneciente a "Poemario del océano"
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com