Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

domingo, 18 de enero de 2009

No se sirve a los borrachos


No se sirve a los borrachos

Me gustan los bares de ambientes sórdidos. Donde el humo y el jazz se fusionan, creando una “Jam session” irrepetible. Única. Donde pueda pasar tan inadvertido que al marchar nadie repare en mí.
En ocasiones vivo dentro de una atmosfera irrespirable. Allí, me siento cómodo. Observo el desamor que se desata a sorbos de cerveza y tragos de tequila. Unas veces sucede entrada la noche, otras, simplemente al caer la tarde. Cuando esto acontece, todo parece tener prisa. Un domingo que se esfuma, un amor que cambia de caricias, un bar que nuca abre a su hora… Una espera que no tiene un final feliz.
Sentado en el taburete rosa dejé que el tiempo me hiciera emprender otro camino. Otra ruta más, para alejarme… al tiempo que sentía cerca mi destino.

“Microrrelatos”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

24 comentarios:

  1. y a veces el humo es tan denso que apenas si pasa el sonido sincopado, apenas si se ve a los otros, esos que tampoco quieren ser vistos y hasta cuestas saber si la cerveza está demasiado fría de lo fría que está el alma; sólo se sabe con certeza, porque es el único sostén, que el taburete es de color rosa...

    ResponderEliminar
  2. Lugares donde las vivencias de cada uno se entremezclan creando unasla, una misma con diferentes matices en la que uno se impregna hasta convertirse en parte de la misma.
    Buena fotografia amigo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta y me persigue el jazz, porque no hay nada más sórdido que una jam session.

    Preciosa foto, buen juego de colores.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la foto y me ha hecho gracia la frase ;)
    Muuuuuacks!

    ResponderEliminar
  5. Y si toca un buen saxofonista y en directo mejor que mejor, hasta podria ser David Danborn...

    Saudos

    ResponderEliminar
  6. Genial la frase el del negocio no anda con medias tintas ... pero ¿una sola banca? mejor dos :P, saludos.

    ResponderEliminar
  7. Como todo el mundo sabe "jam" significa mermelada de varios sabores y también atasco.
    A mi también me gusta atascarme en una jam poliédrica: antropológica, musical, estética o mejor aún antiestética, caótica, anárquica y sin embargo absolutamente armónica. Supongo que eso es la vida, supongo que eso es vivir.

    ResponderEliminar
  8. "no se le vende a los borrachos"

    y los borrachos de amor??
    de vida o de tristeza??

    y los que gustan de embriagarse con las imagenes y los versos?

    wuaaaaa :((

    no hay derecho!! jajajaja


    muakisitos de luz

    ResponderEliminar
  9. Me gusta la composición y el color. Lástima para los adictos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hay atmósferas que saben mezclar bien la inspiración y la contemplación.

    ResponderEliminar
  11. A mi los bares cerrados me deprimen. Me gustan abiertos, recien abiertos. Y cuando están en plena actividad, cuando la gente espera el comienzo de un concierto. Y cuando escuchan...

    ResponderEliminar
  12. Cuántos escenarios de película, o soñados, no estoy muy seguro, nos dejas en tus entradas...
    ¿A qué hora abre?, podemos esperar y tomarnos un café.

    ResponderEliminar
  13. ...ufff mal lo llevan alli los borrachos jejeje...el taburete me encanta, no me extraña que te sentases un ratito alli...un abrazo...

    ResponderEliminar
  14. Pobres borrachos... como dice una canción: "los bares deberían abrir... para cerrar las heridas". Respecto a emprender el camino... nunca se sabe, a veces el destino está sentado en la barra de un bar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Si lees mi biografía en mi blog, verás que yo tuve un club de Jazz de los que te gustan: Portus Jazz se llamaba. Pero la foto de tu bareto es definitiva. Si hay Cielo, tiene que haber un chiringuito así, con un taburete rosa para sentarse y ponerse hasta el culo de cubatas de ron haciendo charla con San Agustín de tías. Y al cartel que le den. Fuck the regulations! es mi lema, que lo tengo en inglés para poderlo soltar en cualquier lugar del mundo cuando voy borracho.

    Un abrazo, Jan-Genio

    ResponderEliminar
  16. _**_** •
    _**___**
    _**___**_________****
    _**___**_______**___****
    _**__**_______*___**___**
    __**__*______*__**__***__**
    ___**__*____*__**_____**__*
    ____**_**__**_**________**
    ____**___**__**
    ___*___________*
    __*_____________*
    _*____0_____0____*
    _*___/___@___\___*
    _*___\__/*\__/___*
    ___*_____W_____*
    **_____**
    ******

    Buenas noches paso a saludarte y a desearte una linda semana.

    ResponderEliminar
  17. Wonderful composition and beautiful colors.

    ResponderEliminar
  18. Entre Jan y Jam apenas hay una pata: supongo que si se la quitas al taburete la jam se viene abajo y vuelve Jan, tal vez un poco magullado, más o menos listo para continuar su camino.

    ResponderEliminar
  19. Curioso bar, pero un bar sin un borracho en la barra, no es un bar.
    Eso si el jazz que no falte.
    saludos.

    ResponderEliminar
  20. Total!! Que este local no te gustaba nada ¿no?

    ResponderEliminar
  21. Excelente encuadre Jan, me gusta mucho la composición que lograste, muy buena .

    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Me gusta ese tipo bar.
    Donde tu ni existes..
    Pasas desapercibido, nisiquiera el viento se mueve..
    me gusta
    buen post.
    Que estes bien..
    Cuidate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. O enquadramento esta lindo,
    o texto bem enxuto.
    Genial.
    Salud

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo