Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

martes, 8 de febrero de 2011

1946 o 1947


La mitad del pueblo aseguraba que todo sucedió en 1947. La otra mitad, juraba y perjuraba que fue en 1946. El único que tenía la respuesta, era el difunto Rodríguez.
Al sepulturero, se le ocurrió una decisión salomónica


Un clic sobre la imagen para verla más grande
"La serie completa clicando en la etiqueta"


Copyright © By Jan Puerta 2010
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

16 comentarios:

  1. Gran decisión la del sepulturero, es un placer disfrutar de tus fotos e historias de las mismas, un fuerte abrazo amigo Jan

    ResponderEliminar
  2. El sepulturero era un crack. Muy bien vista. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tu imaginación vuela con cada entrada. Admirable amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. jajajajaj buenísimo!...muy atenta -como siempre- tu cámara a todo detalle que merece ser contado!jjejeje...veo que has cambiado el look de tu blog. Me gusta!..de vez en cuando un lavado de cara nos hace muy bien!


    abrazos renovados!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que el sepulturero hizo bien. Así, todos contentos.

    Una curiosa imagen y una historia, la tuya, llena de imaginación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Más que el detalle de las fechas, que ya es "EL" detalle, me llama mucho la atención en tu fotografía el colorido presente en el paso de los años, en la lápida y en las flores artificiales ...rosas de plástico (un detalle de significancia,para mi) las sombras... mágicas siempre...

    En fin, creo que está todo comulgado para escribir un poema al respecto...

    Bella fotografía, Jan. Felicitaciones por estar y por ser.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jan:

    Parece ser el 7 sobrepuesto.

    Pero sabes que te digo, que para el buen Rodriguez (cuando morimos todos somos buenos), lo mismo le da que sea un 6 o un 7.

    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar
  8. Jan, qué entrada más buena. Me encanta la fotografía y su color tan acertado, la decisión, la respuesta tras la piedra...

    ResponderEliminar
  9. El marmolista te estaría eternamente agradecido por la aclaración del error... :)

    abrazo, Jan

    ResponderEliminar
  10. Hola Jan, es que los sepultureros han visto pasar muchas vidas apagadas por sus manos y eso agudiza mucho el ingenio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Estimado Jan, estaba pensando yo otra posibilidad que no sé si has manejado...
    Quizá esta persona murió en el 46, pero milagrosamente volvió a su casa unos meses para dejarnos por segunda y definitiva vez (aunque no podría asegurarlo) en el 47.
    O, tal vez, fuera marino o aventurero y se le diera por muerto un año después de una infructuosa búsqueda, para hacerlo realmente después de puesta la lápida...
    Tus microcuentos crecen muy rápido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. jajajjajaja excelente. un genio el enterrador, pero más tú, por tu mirada captadora.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo