Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

viernes, 18 de marzo de 2011

Agonía de una merluza

La entrada de hoy forma parte de un micro relato dividido en cuatro partes, ilustrada cada una de ellas con una fotografía.


Sin trampa ni cartón. La pescada aun coleteaba. Se movía a un ritmo de espasmo casi periódico al tiempo que la gente se agolpaba a su alrededor para ver en directo su intrínseca agonía. Ya no hay ni intimidad ni respeto por algo tan personal como es la muerte de una merluza.

Clicar aquí para ver la serie completa:
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

14 comentarios:

  1. Así es la vida, unos mueren para otros comérselos, una pena pero necesario para subsistir, un abrazo Jan

    ResponderEliminar
  2. Hay que se merluzo !
    si lo somos es posible que podamos comer merluza sin ir al mercado por aquello de que "el pez grande se come al pequeño"

    ResponderEliminar
  3. Hemos perdido la conexión con la naturaleza, ya todo se sirve empaquetado, como si creciera en el "Super".
    Excelente imagen, el encuadre enfatizando el pescado y las manos del hombre en pleno trabajo, trasladan la imagen al terreno del reportaje social.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ese movimiento aun vivo del animal hace parecer a los hombres depredadores inmisirecordes... aunque sea necesario.
    Seguramente en la vida real hubiésemos pasado por alto la escena, pero en la foto nos impacta porque nos detiene la realidad y nos hace pensar.
    Muy buena.

    ResponderEliminar
  5. no hay momento auténtico ni único como la muerte... pero eso de que sea un espectáculo uuffff

    besotes

    ResponderEliminar
  6. Una imagen que muestra lo que el texto cuenta. Bien encuadrada a lo que interesa.
    Lástima que ya no haya intimidad para lo más intimo. Se están perdiendo los principios.

    ResponderEliminar
  7. La vida hiere, pero siempre hay una luz que no se apaga.

    Ha sido un placer llegar a tu blog,las fotografias estan preciosas.

    Felicidades y buena suerte en tus viajes

    ResponderEliminar
  8. Pobre merluza...no costaba nada darle un golpe y rematarla...
    Animalejo...

    ResponderEliminar
  9. Buena toma y estupendo el procesado B/N...me ha gustado éste micro-relato. Saludos y buen fin de semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  10. Hola Jan:
    Pobre merluza.

    La foto es muy original.

    Si vols veurer fotos de fallas passa p´el meu blog.

    Una abraçada, Montserrat

    ResponderEliminar
  11. Hola Jan, si es que ya no te puedes ni morir tranquilo. A saber lo que estaria pensando el pescado.
    Blanco y negro como de luto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Bueno... al fin y al cabo hay en algún sitio donde las ves moverse. Aquí llegan en bolsa, fileteadas y congeladas. Oportuna toma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Captar el momento, esa es tu suerte, amigo. Y entiéndase 'suerte' como en el mundo de la tauromaquia.

    Abrazos y buen finde, Jan :)

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo