Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

lunes, 4 de enero de 2010

Simbiosis espiritual

Fragmento que pertenece a mi libreta de notas dispersas.


"La fe y la calma… dos virtudes a tener en cuenta"

Los que me conocéis sabéis que soy rata, o ratón de biblioteca. Viajando, una biblioteca se vuelve el mejor refugio para una tarde de mucho frio. También es una buena opción para conectarte a Internet y poder comunicarte a pesar de la distancia.


Otro rincón donde se agudizan mis sentidos son los templos religiosos. Cuanto más viejo sea el escogido, mejor. La creencia que se profesa en el mismo, no me importa. Soy ajeno a ella. No voy buscando actos de fe o la redención de mis pecados para hacer un cambalache por la vida eterna. Simplemente busco un poco de calma. Un espasmo sincero de silencio. Un entorno que me permita sonreír sin que nadie se ofenda. Un espacio de tiempo, detenido en el inmenso agujero negro en que vivimos.
Cuando estoy dentro, tomo asiento. En un abrir y cerrar de ojos dejo de ser presa de mi pensamiento y esclavo de mis acciones. Respiro profundamente. Cierro los ojos y todo lo que sucede en el exterior es tan ajeno a mí, que parece que nunca haya existido.
Durante unos días coincidí con otra persona que parecía más atormentado que yo. Nos mirábamos. Nos saludábamos con una ligera inclinación de la cabeza. A veces, yo llegaba primero y en otras ocasiones, el ya había tomado posición de su asiento preferido, que afortunadamente no era el mismo que yo prefería.
.- Un día, nos levantamos al mismo tiempo. El, antes de salir, se santiguó rodilla en tierra. Yo simplemente baje la cabeza. Una vez en calle, y antes de enfilar destinos diferentes, el me comento…
.- Una gran paz la que se vive dentro.
.- Si. Tiene usted razón. Es una simbiosis espiritual.
Nunca más coincidimos en la iglesia. Tampoco en ningún otro lugar.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si queréis ver el resto de la serie clicar aquí:
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor

21 comentarios:

  1. Yo también entro en las iglesias, sobre todo cada vez que paso por una que no conozco, como si buscara una paz interior que nunca sé si de verdad llegará. Me gustan también las más antiguas, las que me hacen transportar a otros mundos u otros tiempos y a veces pienso que eso es como una huida, como querer salirme de todo lo que detesto del mundo. Tampoco lo hago por creencia (también llego a dudar de eso) pero me proporcionan serenidad en medio de todo ese silencio y el olor de los cirios. Tienen una magia que alivia parte de las penas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jan es cierto que en las iglesias se respira paz y si se esta en total relagación y sin nadie es como un lugar magico, yo pienso en todos los pensamientos y secretos que tiene que guardar sus muros y paredes , buenos.... y malos.... pues es un lugar espiritual y se respira espiritualidad .
    Buen me gusto pasar a leer yvisitar tu blog y dejarte mis mejores deseos de paz y amistad ,un abrazo de MA .

    ResponderEliminar
  3. Entiendo de lo que hablas!

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Buscar y encontrar lugares donde poder tener esos tiempos que nos llaman a recogernos por un instante, y dejar todo lo demás afuera. Sea una biblioteca, sea una iglesia, sea un banco en una plaza. Cerrar los ojos y sentir que todo lo demás desaparece y queda solamente una respiración, un aliento, una simple presencia. En ese momento creemos y sentimos que hemos conectado a algo que es superior y envolvente, y a veces, solamente es uno mismo que ha hecho contacto.

    Un beso Jan, la imágen está preciosa como siempre. Gracias por el regalo envíado, luce hermoso en mi blog.

    Anouna

    ResponderEliminar
  5. HOLA JAN:

    APARTE DE MI FE CRISTIANA, CULTIVADA DIA A DIA.

    CUANDO VOY A MISA, SIEMPRE DIGO QUE VOY A MI YOGA CRISTIANO.

    EL COMPARTIR Y DARME LA PAZ CON OTRAS PERSONAS. HACE QUE SALGA DEL TEMPLO CON UNA GRAN PAZ INTERIOR

    SOY UNA ADMIRADORA DE TONI DE MELLO, Y TENGO LIBROS SUYOS, QUE MEZCLAN ESCRITOS DE FILOSOFIA ORIENTAL, JUNTO CON LA CRISTIANA.
    SIN FANATISMO TODO ES BUENO.

    UNA ABRAÇADA. Montserrat

    ResponderEliminar
  6. Es curioso como aquí todo el mundo se va desnudando poco a poco.Y se despoja de las piezas más íntimas, sin rubor, con naturalidad. Es una necesidad? No lo sé. A mí como necesito de todos los apoyos, los más posibles, par seguir mi camino, también cuento con los bancos acogedoes y silenciosos de las iglesias. Allí me siento tranquila, No rezo ni pido nada, pero me da paz a pesar de todas mis dudas de fé. i por supuesto salgo mejor y más contenta que cuando he entrado.

    ResponderEliminar
  7. También a mi me encanta la paz que se respira en esos templos. Por no decir del arte, que todo lo mejorcito lo tenían ellos. Y a propósito del título Jan, la simbiosis espiritual es la que tienes tú y tu cámara. Tómatelo como un cumplido de alguien que no es muy dado a las lisonjas.

    ResponderEliminar
  8. Dudar no es en absoluto malo. Es consustancial con nuestro conocimiento limitado.

    Yo también visito las iglesias, Jan, y coincido contigo que la paz que aportan, la relajación y el enriquecimiento del espíritu son inigualables.

    De hecho, para eso están.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. cuando vi la foto no me lo podia creer y corri a ampliarla y sí, eso era lo que habia visto, una pantalla de ordenador? en una iglesia? y el codo apoyado sobre el banco como quien está en un restaurante? no sé me parecio todo tan raro y fuera de lugar que me quedé enganchado a esta imagen. sobre el texto pues lo suscribo enterito, tb soy raton de biblioteca y como es natural visito algunos templos. todos andamos necesitados de momentos de calma. fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jan, coincido contigo. Hay sitios, que por su ambiente de calidez, por "espíritu", nos transmiten paz,y calma.
    Me pasa lo mismo que a ti.

    Un gusto venir a tu sitio, porque también transmite muchas cosas.

    Un beso,amigo

    ResponderEliminar
  11. Ya... y en el metro : simbiosis humana.
    Cualquier sitio es bueno para abstraerse, aunque es cierto que el silencio y los grandes espacios de los templos ayudan más a eso.
    Yo entro bien poco en las iglesias como no sea para fotografiarlas.
    ...Soy ateo (te lo juro por Dios, je, je)

    ResponderEliminar
  12. De la duda nace la verdad, sin más.
    Déjala volar.
    Déjala ser.
    Déjala vivir.
    Un abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  13. Evidentemente rezuman paz y espiritualidad ... digan lo que digan...saludos

    pd: es un instantánea bellísisma

    ResponderEliminar
  14. La última vez me pasó en Murcia, entré en la catedral y...
    Me encontré por un rato conmigo misma.
    Me encanta esa sensación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Prefiero no opinar, amigo.

    Feliz dia de Reyes y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Tu imagen transmite perfectamente tu relato. Esa paz en muchos momentos necesitada por muchos de nosotros. Buen trabajo. Felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Es curioso cómo algunos lugares nos acogen aunque no pertenezcamos a ellos.

    ResponderEliminar
  18. Coincido con lo de la paz . queda en el aire el aroma de las rogativas de tanta gente aunque uno no crea impone

    ResponderEliminar
  19. Yo medito, me encuentro en mi propio templo personal, más allá de cualquier credo. Por eso, te entiendo.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. La arquitectura moderna no te serviría, amigo... invitan tan poco al recogimiento y al silencio que mejor se abstrae uno en un banco del parque mirando las palomas.

    Me encanta esa fotografía, tiene magia ¿pues no parece que ese señor tiene un portátil en las manos? :)

    abrazos

    ResponderEliminar
  21. Precisamente para eso son los templos... precisamente para eso...

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo