Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

martes, 16 de junio de 2009

Bicicleta 88

Micro relato con fotografía perteneciente a “Bicicletas anónimas”

"88"

En el numero 88 habitan varias personas. Un hombre, su mujer y los dos hijos de corta edad que aun quedan en casa. Los dos mayores se fueron. La hija casada y el varón ingresó en la armada.
Ninguno de los cuatro hijos tuvo nunca una bicicleta para jugar. El padre, de siempre se ha dedicado a buscar “cachureos” (1) en la calle. En los vertederos ilegales y algún que otro punto donde las basuras se amontonan.
Hace un tiempo recuperó de la chatarra un viejo cuadro de velocípedo, antes de caer en una fundición. Con diferentes restos de otras bicis, termino por reconstruir un modelo único. Sus hijos nunca han jugado con ella. Para ellos es una herramienta de trabajo del padre y como tal tiene que ser respetada.
No todas las bicicletas son para arrancar sonrisas.

1: Cachureo. En Chile se le dice Coloquialmente a un objeto inútil. También un objeto tirado.

“Anécdotas”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

14 comentarios:

  1. Cuando una bicicleta es sólo una herramienta de trabajo...
    Qué cerca de Ladrón de bicicletas.

    ResponderEliminar
  2. Vivimos de rejuntes, de armados, de desarmados, de idas y vueltas. El arte se manifiesta de muchas maneras, pero no es arte la necesidad, ni es arte hacer algo que tenga un fin determinado. Objetos inanimados. ¿Cuántos 88 habrá en el mundo? Tantas casas iguales y diferentes a la vez.

    Un abrazo.

    HologramaBlanco

    ResponderEliminar
  3. Bella historia, y una bici peculiar, imposible de repetir el modelo.
    Pero es la puerta entreabierta la que me habla de forma directa, sobre lo que hubo un día, un instante, y lo que abra en un futuro inmediato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. no parece tener muy buena salud esta bici -yo tb puse una en mi blog hoy- me despista su cuadro pero bueno la foto esta muy bien y la puerta entreabierta le da un toque de intriga que acompaña muy bien al byn

    ResponderEliminar
  5. Dicen que la necesidad agudiza el ingenio.

    Da tristeza pensar que esta "reliquia" no ha servido para que jueguen los pequeños del "88", ni para arrancarles una sonrisa.

    tu texto, como siempre, magnífico, Jan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un ejemplo más de que lo que para algunos es basura para otros es un medio de vida.

    Perfectamente vista Jan. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gran entrada.
    Y me quedo pensando ante los significados de esa herramienta de tanta supervivencia y tan poco juguete.

    ResponderEliminar
  8. ojalá las bicicletas pudieran, un día, arrancarles sonrisas a los que por el estrés del tránsito urbano ya no sonríen...

    un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado lo de "cachureo"... Muy bonita la foto con la bici delante.
    Por cierto, Jan, hoy me he llevado una gran alegría porque me ha contactado mi amigo Patricio Court. Si es debido a tus gestiones, te agradezco mucho. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  10. Es precisa la foto!

    Me gusta mucho esta foto, Enhorabuena!!!

    Buena composición, buen color de B&N, ... que me encanta.

    Felicidades!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Buenos días, Jan Puerta:

    Mi padre, en una época, iba al trabajo en bicicleta. Y la compró sin barra, -de chica-, para que mis hermanas y yo, pudiéramos disfrutar de ella, cuando no la usaba. Guardo alguna fotografía.
    El comentario del profesor Ojeda, me ha recordado la cantidad de veces que he visto "Ladrón de bicicletas". Ni una sola vez, he podido verla sin emocionarme. El niño, Bruno, se parecía muchísimo a un vecinito mío. Y su situación económica, no era muy diferente de la que reflejaba, con tanto realismo la película de Vittorio de Sica.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar
  12. Creo que el enlace a Cachureos está mal. Escribiste cahureos. De todas formas ya lo aclaras al final.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Como debe ser. Las cosas de papá no se tocan. Aunque sea una bici de aspecto tan fascinante como la de tu foto.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo