Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

lunes, 8 de junio de 2009

Predicando la fe

"Si creemos en algo mas, no le hacemos daño a nadie"
Predicando palabras de fe

En invierno, salir a la calle no siempre es agradable. Si además se tiene el condicionante que el motivo principal es el volver al redil a las almas descarriadas… las dificultades se multiplican en un orden ascendente de difícil precisión.
Dos compañeras de fe, salen cada mañana con la convicción de que sus palabras podrán ayudar a más de uno. Hablan de sus experiencias personales. De cómo encontraron la luz en mundo donde la oscuridad impera cada día mas.
La mañana es fría. Cerca de los cero grados, pero ellas, siguen en su persistente misión de hablar con la palabra de Dios, a través de la biblia que guardan celosamente dentro de sus bolsos.
.- La gente no siempre nos escucha. Pero cuando lo hacen, es muy gratificante nuestra labor.
Me dice Francisca mientras se friega las manos en clara alusión a la temperatura que hay en la calle. Mientras Matilde, escucha respetando las pausas que se producen.
Mis convicciones religiosas no están definidas. Soy de los que viven dejando vivir. No se si tiene algún nombre asignado a tal creencia. Pero todo lo que sea hablar sin imposiciones siempre es bueno. Además conocer las motivaciones personales por la cuales una persona ha decidió predicar una religión en concreto, siempre es positivo. Al menos a mi me lo parece.
.- Es bueno creer en algo más.
Me decía Matilde mientras mis pensamientos me alejaban momentáneamente la conversación… A veces entre el creer y el pensar, hay una simple línea que nos separa de todo razonamiento lógico. Nos dejamos llevar por infinidad de posibilidades y estas las intentamos avalar con nuestras propias creencias. No siempre la razón debemos de anteponerla ante nuestros interlocutores. Una simple diferencia social, puede provocar un abismo insalvable entre dos culturas. La fe no esta exenta de tal razonamiento.
.- Imagino señora que a parte de ser bueno debe de ser necesario para muchas personas. Usted por ejemplo ¿por que cree que lo que predica es la verdad?
.- Es por convicción propia. Pero respeto a los que no quieren seguir el mismo camino.
.- Eso es bueno. Y además es necesario.
.- Yo salgo a la calle por que hay muchas personas que están indecisas y necesitan que alguien les de una orientación. Pero… respetando su decisión.
.- Pero… todos podemos estar equivocados con lo que predicamos. ¿Verdad?
.- No creo equivocarme en mis creencias.
.- Uno nunca termina de saber –puntualiza Francisca- aunque siempre que leo la biblia me entusiasma todo lo que en ella encuentro. Me hace sentir mejor.
.- Creo que cuando uno interpreta un texto, siempre se deja llevar o por lo que le dicen o en su defecto por que aquello que piensa. Las frases siempre están sujetas a múltiples interpretaciones.
.- Eso es verdad –dice Matilde.
Seguimos hablando un rato mientras la temperatura mantenía la iniciativa y la sensación de frio seguía apoderándose de nosotros. Optamos por continuar hablando en otra ocasión. No se si se dará el caso. En ocasiones es difícil coincidir con una persona por casualidad. Pero si se produce no creo que sea una perdida de tiempo. Eso si… para la próxima ocasión intentaré llevar una buena bufanda y unos guantes.

“Haciendo amigos”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

11 comentarios:

  1. Con la iglesia hemos topado, amigo. Complejo debate se desarrolla cada vez que se habla en profundidad de las religiones.
    En cualquier caso has sabido extraer el componente humano, eso siempre es positivo

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    ..............()""()
    ..............( 'o' )
    .|_______|(,,)(,,)|'—._
    .(O)==(O)~~~(O)==(O)='

    Mundo Animal desea que tengas una semana genial, Gracias por tu compañia y por compartir con nosotros.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    ResponderEliminar
  3. Supongo que el creer en algo mas allá de esto que nos toca vivir alivia el alma. Pero personalmente sigo siendo un escéptico. Creo que el fin de toda religión es el comportamiento humano, y para ello ejerce más influencia la educación laica que la religiosa.
    Oye Jan aunque no te comente a menudo, que sepas que no me pierdo un post tuyo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Mi lema en estas cuestiones religiosas, es no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti, tambien respeto hacia las creencias ajenas y, como tu dices, vivir y dejar vivir. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  5. Ja veig que vas sempre amb la teva càmara al coll i que qualsevol situació és bona per "Haciendo amigos" i per exposar la teva reflexió i per donar-nos motiu a nosaltres de fer-ho.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que llegar a la fe debe ser un paso exclusivamente personal; eso de el "último empujoncito" me suena más a comerciales de venta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La Biblia es probablemente la mejor novela, basada en hechos reales, jamás escrita.

    Estas personas que predican la fe puerta a puerta, merecen mi aprobación y admiración. Lo que no tengo tan claro es si, en algunos casos, no son manipuladas por intereses "superiores".

    Yo sí creo. Y mis creencias están basadas en hondas reflexiones personales. Por supuesto, no creo que la religión que yo sigo sea "mejor" que "las otras". Tengo el máximo respeto por todas las creencias y por la falta de ellas.

    Cada cual es muy libre de elegir su camino en la vida, siempre que ese camino haya sido elegido desde el conocimiento y no desde la ignorancia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Planteas un tema muy interesante, amigo Jan.

    Con total respeto hacia las formas distintas de pensar., en mi caso prefiero tener covicciones personales antes que creencias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una de tus frases en esta entrada, querido Jan, es un contrasentido: "Todos podemos estar equivocados con lo que predicamos". El que cree que puede estar equivocado, no se mete a predicar jamás. Sólo lo hace el mentecato que cree estar en posesión de la verdad absoluta. Y yo de estos huyo como de la peste por muy manso que sea su aspecto, como las dos testigos de Jehová (o miembros de la Iglesia de Filadelfia) de tu fotografía que parecen hermanas gemelas de las que frecuentan mi barrio porque todas son iguales y la conversación con ellas o con ellos siempre es estéril y tediosa. En la puerta de mi casa, debajo de mi nombre, reza lo siguiente: "Abstenerse vendedores y charlatanes de cualesquiera especie".

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo