Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 11 de junio de 2009

Caballero andante he de morir...


Una vez desvelados en parte los secretos del prologo a la segunda parte del Quijote y la carta dedicatoria al Conde de Lemos, iniciamos la lectura del primer capitulo de esta segunda entrega.
Intuimos de la lectura, que la visita del barbero y el cura desencadenaran la partida de Don Quijote, debido al infortunio de un cometario de estos, y el intento de arreglar el mismo. La desconfianza hacia el barbero en primera instancia para manifestarse posteriormente hacia el cura son los preámbulos con los que el hidalgo caballero se vera motivado para volver a su noble causa.
La frase de temor pronunciada por su sobrina es el miedo de quienes quieren lo mejor para el…
¡Ay! Que me maten si no quiere el señor volver a ser caballero andante.
La respuesta de don Quijote fue clara y concreta…
Caballero andante he de morir.
El Barbero intentó mediante un cuento disuadirlo. Al no lograr su propósito, el cura, mucho más sutil, insistió en un escueto comentario Pero el resultado fue el mismo. Un intento vano por devolver la normalidad al caballero, intentando hacerle ver que su retiro era el más idóneo.
El capitulo finaliza con los voceríos de la ama y la sobrina dejándonos en la intriga e invitándonos a la lectura del capitulo segundo.
Pero esto, será la próxima semana.

Pie de foto

Imagino que encontrar un “suvenir” de un motivo alegórico en tierras manchegas debe de ser algo cotidiano y común. Pero encontrarlo en un mercadillo del sur de Chile es para romper esa norma que dice que algunas cosas son más difíciles que encontrar que una aguja en un pajar.

“Quijote”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.

14 comentarios:

  1. aah claro el eterno continuará... :)

    Desde luego que curioso lo del "suvenir" jaja increible!

    Cada vez que entro aqui, y veo la foto de la cabecera, cada vez me gusta mas. Ya tenia ganas de comentartelo :)

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu análisis conciso de este capítulo. Y lo del souvenir, too much! Nuestro Quijo está ¡por todo el mundo! Besotes, M.

    ResponderEliminar
  3. Los Manchegos somos así, se nos mete algo entre ceja y ceja y ya pueden venir curas y barberos para hacernos desisitir, nada! no hay manera, solamente ante la muerte le vino la cordura a nuestro hidalgo, una abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bien visto: por ironía, son aquellos que quieren evitarlo los que provocan la nueva salida.
    Nueva imagen para nuestra colección.

    ResponderEliminar
  5. Y que lo digas ... lo que no se encuentre en un mercadillo .... y las vueltas que puede llegar a dar un objeto, en las manos que habrá deparado y los mil usos que se le habrán dado, seguro que alguno de ellos muy imaginativo.
    Sigo con placer estas entradas sobre el Quijote

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estupenda tu capacidad de síntesis al comentar el capítulo quijotesco.

    Y la fotografía demuestra la universalidad del Caballero Andante.

    Me choca que esté al revés. ¿A qué se debe?

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. El souvenir es pequeño y tiene una mancha, tanto como pequeño es el resumen en extensión, que no en profundidad y significado.

    ResponderEliminar
  8. En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho.....

    saludos!

    ResponderEliminar
  9. Gozaremos grandemente con esta segunda parte quijotesca, querido Jan, estoy seguro de ello.

    Un abrazo...!

    ResponderEliminar
  10. Buenas noches, Jan Puerta:

    No sé quién me contó hace poco, que había alguien con una suerte tal, que fue al pajar y se clavó la aguja.
    Bueno, en realidad, si no fuésemos tan entusiastas de D. Quijote, tu cenicero no es ningún tesoro. Aunque seguro que su historia sería curiosa. ¿Cómo habría llegado hasta allí?. ¿Quiénes serían sus dueños antes?.
    Necesita una mano de producto para quitarle el óxido, y si lo aprecias mucho, un bañito de metal plateado.

    Preguntas:
    1-¿la fotografía la has hecho con un espejo?, porque se me ocurre lo mismo que a Jota Ele.
    2.- Don Quijote y Sancho, ¿van o vuelven?.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar
  11. El Quijote y los molinos.
    En esa andamos.
    Un abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  12. con frecuencia provocamos lo contrario que queremos..eso les pasa al cura y al rapador...el recuerdo.. hasta en el fin del mundo..es curioso la fuerza que tiene estos personajes...saludos

    ResponderEliminar
  13. Diminuto y precioso "Souvenir", Jan.. y evocadora tambien su colocación.... ¿Es la dirección que tomaron para llegar a Chile?

    Un beso andante, Jan!

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo