Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

viernes, 6 de marzo de 2009

Minutos entre oxido

Minutos entre oxido


Desde hacia un buen rato estaba enfocando y haciendo diferentes fotografías en un viejo cementerio de trenes a escasos metros de la frontera con Bolivia. Un guarda fronterizo que hacia un buen rato me estaba observando se me acercó con cierto disimulo y me preguntó…
.- Perdone amigo, pero… ¿Que está usted fotografiando?
.- Pues estas piezas de aquí.
.- Pero… ¡si están viejas y oxidadas!
.- Lo se. Tienen un color extraordinario. Bueno, al menos para mí.
Y el señor se alejó con cara contagiada y una media sonrisa mientras su propio pensamiento le susurraba…
“Estos turistas, están todos locos. Mira que retratar una vieja carretilla, de esas que tenían la rueda de hierro”.
Cuando pasé la aduana, el mismo guardia que me preguntó con anterioridad, se volvió a dirigir a mí…
.- Y, dígame… ¿ha hecho usted muchas fotos?
.- Unas cuantas, aunque no sabría precisarle. ¿Tal vez cien? O alguna más.
Se produjo un silencio donde hasta el mismo motor de un autobús que se encontraba haciendo cola, se paró en seco…
.- ¿Cien? ¿O más? –Me preguntó sorprendido…
.- Si, mas o menos.
.- ¿Y que tiene de especial ese montón de hierros viejos? Si ya no sirven ni para chatarra.
.- A mi me gusta. Su color me recuerda al otoño.
.- Ah,… al otoño. Si claro. –Me puso el sello en el pasaporte y con prisas se alejó-
Cargué mi mochila, y deje Bolivia mientras mi curiosidad me hizo seguir al guarda quien se dirigió hasta donde estaba yo antes haciendo la fotografía. Saco su celular y le hizo una foto a la misma carretilla.


“Anécdotas”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

27 comentarios:

  1. Ja suele pasar Jan, me encanta caminar los domingos con mi cámara al hombro, y tomo fotos de casas, plantas lo q en ese momento llame mi atención y bueno gralmente es en zonas turisticas como La Boca, Parque Lezama, San Telmo, lugares q la gente siempre tiene cámaras a mano, y zas más de una vez observé eso , tomar fotos donde yo habia tomado, será contagio o curiosidad?.
    Me gusto la foto y el texto,gracias.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja... muy buena la historieta y es verdad, donde unos ven basura otros pueden ver arte, color, nostalgia, ect.
    saludos.

    ResponderEliminar
  3. La foto es de lo más original y la verdad, hay que tener arte como tú para sacar belleza de unos hierros oxidados. Enhorabuena y abrazos

    ResponderEliminar
  4. Vas dejando tu virus por donde pasas.
    El buen hombre estaba tan tranquilo con sus chatarras y su vieja carretilla y vas tú y se las levantas. No tienes corazón.

    ResponderEliminar
  5. Buena fotografía y como me recuerda esta historia a anécdotas vividas ...
    En cualquier caso, qué mundo tan peculiar y contradictorio, ¿no te parece?. En medio de la vorágine consumista, el "usar y tirar", etc... nos encontramos un poco descolocados, yo al menos, aunque es una buena terapia valorar estas pequeñas cosas, siempre agradecidas de fotografiar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Genial la foto querido amigo Jan. Y buena lección de "aprenda Ud. a mirar"
    Enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. A veces no sabemos apreciar el arte y éste puede estar en cualquier lugar, sólo hay que saberlo ver y tú eres un experto en ello.
    La foto es buenísima

    Un besito y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  8. el pobre guarda ya no podrá tener una mirada inocente. pasará sus días preguntándose qué formas guardan esos hierros oxidados...o les mostrará la foto a sus amigos para contarles del loco que andaba sacando fotos.

    ResponderEliminar
  9. Dos visiones contrapuestas: la de la persona que solo ve el sentido practico de las cosas y la de la persona que ve arte y belleza en el color del otoño.

    Me gusta este post!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. quizás que este guardia termine comprandose una cámara mejor para hacer una colección de sus chatarras y luego exponerlas, contagio por vía férrea que se llama, lo de ... perdone amigo que está usted fotografiando? me suena, saludos

    ResponderEliminar
  11. La foto exhibe tu habilidad con la máquina capturadora de "imágenes".

    "Su color me recuerda al otoño"
    Esta frase habla de tu sensibilidad y capacidad para manejar las "palabras".

    Lo dicho: "imágenes y palabras", el Blog de Jan Puerta :-)

    Un abrazo.

    Antón.

    ResponderEliminar
  12. Igual ese guarda descubre un nuevo mundo gracias a ti :)

    La foto me encanta, me encanta.

    Saudiños

    ResponderEliminar
  13. Como dice J.M.Serrat "cada loco con su tema".
    Quien sabe Jan quizás despertaste el instinto fotográfico del policía.
    Una anécdota mas que contar...!!!

    ResponderEliminar
  14. Me paso mañanas enteras con este tipo de fotos.

    ResponderEliminar
  15. CURIOSA Y GRACIOSA ANÉCDOTA.
    Somos todos nuestro pasado y el pasado son los recuerdos que tenemos de nuestra vida. La fotografía es una forma de perpetuarnos en el futuro. A mí me encanta ver fotografías mías de hace muchos años. Entonces añoro el pasado y me digo: "Tiempos pasados siempre fueron mejores".

    Un cordial saludo, Señor fotógrafo

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja buena historia y que refleja la mentalidad de mucha gente de hoy en dia que solo saben ver la belleza donde les dicen que estan, la haya o no realmente.

    ResponderEliminar
  17. Creo que esta noche cenando aquel guardia comentara esta conversación desde otra perspectiva...

    ;-)

    ResponderEliminar
  18. Buena historia y buenos ojos los del artista. Me gusta esta foto! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. La curiosidad o no llegar a comprender que lo nuevo esta vació carente de oxido
    Oxido de una vida una vida.

    Un café??

    ResponderEliminar
  20. Me quedo con la frase: ¿Y que tiene de especial ese montón de hierros viejos? Si ya no sirven ni para chatarra… Invita a la reflexión.
    La foto como siempre, puro arte.

    ResponderEliminar
  21. La foto, más de la mísma maravilla, se admira y se disfruta su contemplarla...

    Dedo pulgar arriba y una cómplice sonrisa final con tu relato.

    Me gustó mucho tu entrada, gracias!

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  22. Mejor no llegar a viejos, Jan. Aunque por otro lado, siempre habrá gente dispuesta a reconocer la belleza del óxido y de tantos otoños vividos...

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Para muchas personas es incomprensible que a los que nos gusta la fotografía mas allá de la típica foto de turista, hagamos un montón de fotos a algo que para los demás no es más que algo inservible.
    Ver más allá del sentido de la vista y captar lo que ve nuestro espiritu creativo.
    La foto y el texto genial.
    Gracias por compartir.
    MA

    ResponderEliminar
  24. Como sabes, tengo una serie en La Acequia que se llama Óxido. Así que esa conversación es como si fuera mía... excepto en lo de Bolivia, claro.

    ResponderEliminar
  25. Puedo imaginar al guardia, por la noche, en la taberna con los amigos, enseñándoles la foto que sacó con el celular y diciéndoles: ¿saben? aquí donde la ven esta pendejada tiene el color del otoño...

    ResponderEliminar
  26. Mira tu,
    Hasta el oxido conmueve...
    y tu contagias!


    Beso

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo