Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

martes, 9 de marzo de 2010

Con poco también se puede ser feliz.

La triste realidad que se esconde detrás de una sincera sonrisa.

Parte I
Una persona, con setenta años largos a sus espaldas, no debería estar en la calle, buscándose la vida para poder subsistir gracias a las monedas que le dan, aquellos que dejan el coche a su cuidado y al regresar lo encuentran limpio y sin que le haya pasado nada al mismo. No es justo vivir toda una vida y terminar casi mendigando para obtener un trozo de pan que llevarse a la boca y una taza de té caliente. Parece una condena a base de pan y agua. Por un delito que nunca cometió pero que la sociedad ha sido capaz de jugar y condenar.




Parte II
En algunas ocasiones he hablado de la dignidad humana. Ese concepto tan abstracto como incomprensible si uno se dedica a realizar un análisis un poco más exhaustivo de todo aquello que parece estar bien. Simplemente hay que rascar un poco la capa superficial. Bajo la misma, esta la autentica realidad de la marginación social. Una realidad que a todo político le incomoda y deja las soluciones para la próxima legislatura.

Parte III
Cuando hablamos de la famosa globalización, siempre nos topamos con una pandilla de mediocres vendedores de humo, que se reúnen a comer opíparamente y echar unas risas. Alguien debería de obligarles en estas jornadas de solidaridad tan rimbombantes a ejercer estas profesiones tan dignas que defienden como microempresas personales durante unos días. Deberían vivir sus mismas limitaciones. Vestir su misma ropa. Comer lo mismo. En definitiva ser como ellos.
Si esto fuese así, que poco durarían en el cargo si este ejercicio de humildad lo tuvieran que repetir durante su legislatura cada vez que se equivocan en sus decisiones. Como pago a su anodina formación y su infame discurso.

A modo de epílogo.
Nuestra feliz abuela, seguirá con su sonrisa sincera en la boca. Le sale del alma.


Un clic sobre el enlace para ver toda la serie.
“Haciendo amigos”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

20 comentarios:

  1. Conozco muchas personas mayores en la misma situación. Ellas sonrien, son felices a su modo porque no han conocido otra forma de vivir, pero no es digno, no es justo.

    Gracias por compartirlo.

    María

    ResponderEliminar
  2. Das con la palabra justa, la imagen apropiada y expresiva, la reflexión profunda.
    Es un gustazo pasar por aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jan:

    Hay muchas personas que lo tienen todo y no son felices.
    Quizá por el miedo de perder lo que tienen.

    Ahora me he acordado de aquella historia de "Que el hombre feliz no tenia camisa"

    De todas meneras es totalmente injusto lo que pasa en estre mundo y la culpa es la falta de Soliraridad y el Egoismo.

    Una labor muy buena Jan, tu blog despierta conciencias.

    Una abraçada. Montserrat Ll.

    ResponderEliminar
  4. Nadie debería pasar hambre, especialmente los más débiles, como los ancianos y los niños, porque no pueden defenderse. Y, como tú dices, tal vez si todos aquellos que se reunen para "arreglar" el mundo recibieran como castigo a sus errores vivir la misma situación que los que sufren...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Fotografías la belleza de los humildes, de los trabajadores, de los desposeídos, la belleza en su día a día cotidiano y duro. Esa es la belleza que yo siento más cercana. Felicidades amigo mío, por que sabes plasmarla magistralmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Siempre me admira tu capacidad par penetrar en la vida de los más desfavorecidos, ya sea con tus conversaciones con ellos o con tus fotografías.

    Es muy posible que sean más felices que los multimillonarios. La razón, ya la he dicho alguna vez. No es más feliz quien más tiene, sino quien menos necsita.

    Y, sobre todo, tienen más dignidad.

    Mucha más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Magnifico como siempre querido Jan...

    espero que estés bien,

    te envié a tu correo la invitación a mi blog.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  8. Seguirà con esa sonrisa en la boca porque es feliz, se siente útil,i no tiene remordimientos de conciencia.
    Te parece poco?
    Si tiene para llevarse un té caliente a la boca, y un trozo de pan, no necesita más. Los otros, los altos dignatarios, los de las risas i las comilonas,les falta mucho más que a ella para sentirse satisfechos. Por eso las dignidad humana, es tan hipócrita. La realidad de la vida, es muy otra. amigo.

    ResponderEliminar
  9. No es justo que la vida te depara penurias al final de la misma, ni al principio, ni en el medio. La repartición de la riqueza es ciencia ficción. Yo no veré un raperto justo, espero que mis hijas sean más afortunadas.

    Respecto a lo de las reuniones y las comilonas, completamente de acuerdo. Siempre que hy cumbres y eventos parecidos o cenas para recaudar fondos, algo se me revuelve dentro...siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ... Y mientras unos degustan langosta, otros mueren de hambre. No es justo, pero ¿acaso lo es la vida?
    como siempre, tu capacidad de ver más allá en cada rostro, imagen, o actitud es fabulosamente increíble. Un placer visitarte, siempre.
    besos!!

    ResponderEliminar
  11. Es la sonrisa del que tiene la conciencia limpia y duerme bien aunque no tenga colchón, pues pa dormir lo que hace falta es sueño. Sin embargo nadie quisiera esa vejez para sí mismo, ni para sus padres o abuelos. Un abrazo y gracias por tu ojo crítico y certero

    ResponderEliminar
  12. Esa sonrisa me llena el corazón, gracias por esta reflexión !

    ResponderEliminar
  13. Si Jan, y muchos teniendo un plato asegurado en la mesa, una cama caliente y un hogar no nos damos cuenta de lo que nos rodea y lloramos pensando en los que nos hubiera gustado tener y no tenemos. ¡Que error! Eso nos ciega ante muchas realidades que tenemos al abrir el portal de nuestra casa y poner un pié en la calle.

    Los jerifaltes del poder y la economia... mmmm una especie "humana" que solo dispone de un corazón que funciona como si fuese una máquina, ellos no están dotados de sentimientos, eso para ellos es "infrahumano". Sé que con una sonrisa no se come, pero al menos durante unos segundos mientras la esbozas eres feliz, ellos, jamás tendran una sonrisa como esa.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Realidad y dramatismo se mezclan en tu post de hoy.

    Nada es justo en este mundo; al menos, muy pocas cosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que actitud más humildes tiene, que tranquilidad y sosiego transmite pese a su pobreza..me gusta mucho la foto.

    ResponderEliminar
  16. Estimado/a amigo/a. Este es un mensaje generico que os estoy enviado a todos los que habitualmente visitais mi blog.

    Simplemente para avisaros.

    Yo sigo con mi ritmo normal de entradas, pero observo en vuestros blosgs que el mio NO se actualiza desde que lo he privatizado. No se si sera cosa de bloger, o si esto sera definitivo. Por ello, creo que tendréis que visitarme de vez en cuando para ver las entradas nuevas.

    Tenedlo presente, por favor. ¡Gracias!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Estimado/a amigo/a. Este es un mensaje generico que os estoy enviado a todos los que habitualmente visitais mi blog.

    Simplemente para avisaros.

    Yo sigo con mi ritmo normal de entradas, pero observo en vuestros blosgs que el mio NO se actualiza desde que lo he privatizado. No se si sera cosa de bloger, o si esto sera definitivo. Por ello, creo que tendréis que visitarme de vez en cuando para ver las entradas nuevas.

    Tenedlo presente, por favor. ¡Gracias!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  18. Que bien lo dices...pero es que la sociedad no tiene hoy por hoy dignidad alguna..cada cual a lo suyo cuando no padece..no nos damos cuenta de lo que realmente tenemos enfrente hasta que lo sufrimos...un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Palabras como mazazos que expresan la triste realidad de nuestra penosa condición inhumana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo