Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 2 de abril de 2009

Siesta

Siesta

Dormir es un acto que todos podemos realizar mas o menos sin grandes dificultades. Por regla general, enfermedades aparte suele ser así. La siesta es lo máximo según me han comentado aquellos que la siguen practicando después de muchos años.
Los nuevos acólitos captados para venerar a tal religión, dicen lo mismo. Ya no pueden vivir sin ella. Están enganchados y sin su ejecución, se altera el carácter y el mal humor se apodera de uno. Yo afortunadamente no he sido captado hasta la fecha. Puedo decir que no hago la siesta. Creo no haberla hecho nunca. Pero viendo a este perro abandonado, en los brazos de Morfeo -mas o menos a las tres de la tarde-, me dieron unas ganas locas de tumbarme a su lado y caer en esa tentación sin preocuparme ni un ápice del que pudieran o pudiesen decir al respecto quienes me vieran retozar oníricamente perdido en algún sueño, reparador, a la vez seductor.
Por eso, cuando encontré a este perro que por su fiera apariencia debía tener un buen puñado de genes de algún “doberman” a sus espaldas, opte por llamarlo “siesta”.


“Dogs of the world”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

17 comentarios:

  1. Pues "Siesta" se estaba echando una idem de mucho cuidado. Además que vaya posturita en la que le pillaste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Siesta, retratado con ojo vivo, mostrando la postura mas "humana" de tan tieno amiguito.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco soy de la siesta, a veces en verano.... Como siempre, me encanta la foto ;)

    ResponderEliminar
  4. Tengo un particular cariño por los perros y me fascina ver como adquieren distintas posturas mientras duermen. Siesta, sin lugar a dudas, es de los que me deleitaría horas y horas observándolo.

    Gracias por compartir.

    Bso.

    ResponderEliminar
  5. Se nota que tiene mucha práctica, esa postura lo delata. Una de las cosas que más me divertía de pequeño era pillarles soñando.
    Nunca me gustó la siesta, pero según van pasando los años hay ratos, después de comer, que serían perfectos con una siesta de media horita...

    ResponderEliminar
  6. Pues yo soy fiel practicante y defensor de la siesta ;) la recomiendo y mira tu por donde ahora mismo voy a ponerme a ello :)

    Saludos Jan ;)

    ResponderEliminar
  7. Cierto que algunos genes de Doberman debe tener :) ... yo la siesta no la practico , pero en alguna oportunidad he sucumbido y si una se descuida te haces adicto a ella muy cierto todo , saludos

    ResponderEliminar
  8. ¿Afortunadamente? Caballero usted no sabe lo que dice, voy a echar un zzzzzzzzzzzzzzzzzz, y en verano echaré dos.
    Besos gordos

    ResponderEliminar
  9. Yo no me echo las siestas porque trabajo a las cuatro de la tarde. Pero en verano no me la quita nadie. Son sólo veinte minutos, y durante ese tiempo, tanto cuerpo como alma se elevan al más idílico de los cielos... y si no pregúntale a Siesta. Seguro que sabe del tema.
    Un abrazo Jan, donde quiera que estés.

    ResponderEliminar
  10. Pues Jan, yo la siesta, si puedo, no me la pierdo. Yo que tú, no la probaría demasiado, a ver si te va a gustar, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ja,ja,ja,ja,.... muy bena esta imagen. Tiene pinta de olgazan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. es lo mejor del día a día...corta es sana..saludos

    ResponderEliminar
  13. Graciosa foto, la siesta es un gran invento ¡¡¡
    saludos

    ResponderEliminar
  14. De ver a este amigo descansando, me dan ganas de dormirme un rato, se ve tan tranquilo que contagia. Yo no acostumbro hacer siesta, a esa hora estoy en lo mejor del trabajo, pero recuerdo de mi padre, que el siempre va a la casa a almorzar y luego duerme 20 minutos, si no lo hace, se pasa la tarde con un humor terrible. Gracias por hacerme recordar con este post a mi padre, el y mi madre son muy especiales para mi. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Siempre he sospechado que eras un ser de otra galaxia, Jan. Ahora que dices que nunca has dormido la siesta, mis sospechas se confirman.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo