Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

sábado, 7 de noviembre de 2009

Amanece la calma

No lo quiero remediar. Me sigo levantando temprano. La ausencia de intenciones en la calle a ciertas horas me permite transitar sin preocuparme de nada. Simplemente me confundo con las sombras que a esa hora temen por su continuidad mientras esperan que las primeras luces terminen por volverlas invisibles a nuestros ojos.

Mis dotes de observación, son el único bien que cuido y mimo con esmero. Con estos me siento en un roquerío a orillas de mi querido Pacífico. Observo unos instantes únicos mientras la playa, se transforma en mi mejor atalaya. Un pulpito al sagrado horizonte donde mi silencio me hace hacer aquello con lo que me siento más cómodo: Ver, oír y callar…
Una ola que viene, y regresa apresuradamente hacia un mundo inimaginable. Unas gaviotas australes que empiezan a despertar al día con sus graznidos nada melodiosos, más bien estridentes. Unos barcos, abandonan la oscuridad dejando el letargo del amarre fuera del puerto para seguir con su lento devenir diario en la las ciudad portuaria más importante del pacífico sur. La propia ciudad abandona rápidamente la luz artificial en el instante en que las primeras pinceladas azules se dejan ver entre las nubes de un día cualquiera.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si quieres ver la serie completa clica aquí:
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

19 comentarios:

  1. BON DIA JAN.
    BUENOS DIAS JAN.
    Yo me acabo de levantar y al pulsar las nuevas entradas de los blogs que sigo me he encontrado con esta bonita fotografia tuya, que inspira belleza y serenidad.
    Gracias por mostrarla.
    Un abrazo desde Valencia.Montserrat M.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jan, ya se sabe que al que madruga Dios le ayuda... y en tu caso si madrugar es igual a esaas fotos, sigue madrugando por favor.
    No deja de ser curioso siempre ese momento en el que se confunde el madrugador con el trasnochador y se produce el saludo:
    - "Buenos días..."
    - "Buenas noches..."

    Un abrazo matutino

    ResponderEliminar
  3. Amanecer paseando por esos parajes, es todo un lujo. Dichosos los ojos que pueden ver esto en una amanecida y no los edificios de enfrente.
    bss

    ResponderEliminar
  4. parece mentira que lugares tan bellos puedan ser realidad.

    saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Yo que he sido un dormilón empedernido, ahora disfruto madrugando mucho. Es una maravilla recibir el aire fresco de la mañana incipiente, mientras doy el primer paseo del día a mi perro, que olisquea todo lo que encuentra a su paso.

    Así que, no pierdas la costumbre, querido amigo. No saben lo que se pierden aquellos que no están de acuerdo con nosotros.

    Bella fotografía la que nos muestras hoy. Valparaíso tiene que ser una gozada para los sentidos.

    Feliz fin de semana.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jan:
    Gracias por tu comentario allí, en mi blog.
    Yo soy un enamorado de los atardeceres porque soy un romántico empedernido.
    Pero la belleza de estas tomas, esa magia latente es como transportarse a un mundo de fábula.
    Preciosas Jan, y un pasito más cerca de que te reconozcan el trabajo excelente que realizas.
    Miguel Nonay
    ------------
    www.asaltodemata.com

    ResponderEliminar
  7. Jan, te reitero mis felicitaciones. Tus dotes de fotógrafo sensible y profesional se complementan con una magnífica capacidad de volcar esas sensaciones en palabras. No son sólo imágenes o sólo palabras. ES el retrato de un momento y la reflexión que te genera esa contemplación la que trasunta cuando por aquí nos asomamos.

    (No entiendo dónde estarán esos editores que no aparecen!!! jejeje...ellos se lo pierden!)


    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. hola Jan, es una foto tan bien descrita que casi no hace falta ni mirarla y yo lo hice, en grande ademas para no perder detalle, miraba y te leia casi al tiempo. muy bonita. abrazos

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, Jan Puerta:

    Un regalo tu fotografía. Al verla, se siente hasta el frescor de la mañana, en la cara.
    Siempre he envidiado a los madrugadores por gusto. ¡La cantidad de cosas que hubiera podido hacer de no haber sido tan dormilona!. ¡Menos mal que compenso horas en la noche!.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar
  10. Querido Jan:
    ¡Sublime! Sin más palabras.
    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. La mañana borra la incertidumbre, amanece al sosiego de la claridad que le gana el paso a las sombras. La actividad nerviosa, frenética de las gaviotas dan la salida a los barcos que, perezosos, abandonan el abrigo del puerto con rumbo a alta mar. .

    ResponderEliminar
  12. Es veritat que el mati es la millor hora per apreciar amb tots els sentits moltes coses que durant el dia, la llum, el soroll i tot el frenesi diari amaga sense compliments.

    Segueix disfrutant del teu matinar. Salut company

    ResponderEliminar
  13. Qué foto tan bonita, Jan, tiene una tonalidad preciosa. Al verla, me ha venido a la cabeza que a pesar de la tranquilidad que se respira en la playa, seguro que el bullicio ya llena el interior de las viviendas que tapizan la colina sin dejar un resquicio. Qué contraste, la playa tan espaciosa frente a la montaña tan ocupada por las viviendas.
    Es preciosa.
    No pierdas nunca esas dotes de observación tuyas que tan buenos resultados te dan.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Aunque soy mas de sombras que de luces, más de noche que de día, reconozco que la luz del amanecer tiene algo muy especial.

    De vez en cuando me obligo a madrugar sobre todo en vacaciones y me dejo llevar por las calles solitarias cuando aún la ciudad no se ha despertado y eso me gusta.

    Siempre bellas tus imágenes

    Un abrazo Jan

    ResponderEliminar
  15. Hola Jan: Els meus comentaris que sempre són dels primers, (precisament perque matino molt) avui seran del ùltims. (he estat fora tot el dia). Això m'ha permès repasar lo que han dit els demés admiradors teus, amb la majoria del quals hi estic d'acord. I m'alegro molt de coincidir.
    Òn tenen els ulls els editors que busquen noves revelacions, i bons reporters. Els teus temes,la forma que els presentes i aprofunfeixes, i les conclusions que hi dones, els trobo molt millors que la majoria de coses que llegeixo als diaris i inclùs a les noveles de narrativa.No serà, que estás en un lloc maravelllòs, però òn hi ha poques oportunitats. Pensa-ho.

    ResponderEliminar
  16. Maravillosa descripción, Jan y una suerte tener tan cerca el mar y, sobre todo, unos ojos tan observadores y un alma tan sensible.

    Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Maravillosas imágenes, como siempre.

    ResponderEliminar
  18. Ver, oír y callar, secuencia de garantías para una composición de éxito. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Creo que, una vez que he conseguido la libertad de no tener que madrugar, no me levantaría antes de las once ni para asistir al toque de trompetas del día del Juicio Final. Ni os cuento para pasear a un puto perro. Mejor quedamos a las ocho para tomar un chocolate con churros; pero de la tarde, por supuesto.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
Desde ayer he incorporado las respuestas a vuestros comentarios.
Un abrazo