Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 12 de noviembre de 2009

"Paciencia y barajar"

"La importancia del relato en sí"


2.23
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:
Los jueves leemos el Quijote con Don Pedro Ojeda


“Yo era allí entonces, el que soy aquí ahora”

A medida que avanzamos en esta segunda parte, nos encontramos inmersos con la admirable creatividad litería de Cervantes. Las locas aventuras de un caballero andante dan paso a un emotivo elenco de personajes quienes se tornan a cada momento protagonistas del propio capitulo demostrando un derroche imaginativo inigualable para la época.
Montesino, se vuelve el eje central del capítulo, capaz de sustentar sobre sus espaldas el resto de los personajes, que no son pocos, en el mismo. Da sentido a sus dispares palabras, avaladas más tarde por el propio Don Quijote, quien parece entrar en un trance iniciático para más tarde defender con su locuacidad caballeresca todo lo que según el mismo aconteció en tres días con sus tres noches, a pesar que el primo le rectifica asegurándole que solo estuvo dos, o tres horas dentro de la cueva de Montesinos. Sancho por su lado, tira de la tangente para justificar el encantamiento como la causa de la diferencia del tiempo transcurrido.
Don Quijote reconoce haberse dormido, para después vivir una experiencia irreal pero no carente de lógica al analizar las supuestas palabras del propio Montesino o del difunto Durandarte.
Sancho, quizás influenciado por los últimos acontecimientos y también por estar delante del primo, se envalentona ante la historia que cuenta Don Quijote. Le contradice sin conseguir que este se altere. Es más, consigue todo lo contrario, ya que Don Quijote lo emplaza a seguir escuchando lo que aconteció dentro de la cueva y que ira resumiendo mientras dure el camino.
Nosotros, los lectores, afortunadamente, seguiremos siendo unos espectadores de lujo ante lo que ha de venir.
El primo después de un protagonismo relativo en el capitulo anterior, simplemente escucha. Quizás de haber escuchado otras conversaciones dispares entre otras personajes, -los cuales abundaban en la época- terminó por publicar los títulos de sus obras mencionados en el capitulo anterior.
Así que la semana que viene, seguiremos con el capitulo XXIV.


Pie de foto quijotesca:

Visitando el mercado de los anticuarios de la plaza O’Higgins de Valparaíso, descubrí un puesto donde sobresalía, entre los diferentes libros, un pequeño ejemplar de Don Quijote. Se trataba de una edición de 1893 editada en París en la imprenta de los Hermanos Garnier. El ejemplar estaba bien conservado exceptuando el lomo. Este había sido retocado dándole un aspecto diferente al original. Adrian, el librero, me conoce de muchas consultas y hasta la fecha ninguna compra. Así que me lo ofrecía por 15.000 pesos chilenos. Algo menos de 20 euros. De momento obtuve la fotografía. Fiel testimonio de su existencia.

Esta semana ha sido prolífera en cuanto a diferentes acontecimientos relacionados con el entorno quijotesco. Me muevo bajo su influencia y eso se nota en lo que me sucede.
El próximo día 19, os presentaré a Eduardo. Un personaje que tiene un puesto de libros delante de un hospital. Curiosamente vende ejemplares únicos. Algunos de ellos difíciles de encontrar. Primeras ediciones o ejemplares de finales del siglo XIX. Entre ellos no podía faltar un ejemplar del Quijote. Pero esto será el próximo jueves.
Pie de foto Hemeroteca. Diario Clarín. Buenos Aires. Argentina.

El artículo se publicó el 26 de Enero de 2009 por el periodista Gabriel Giubellino en el diario Clarín de Argentina. Junto al mismo figuraba la imagen de la primera edición de Don Quijote en inglés.



Enlaces de interés quijotesco:

La ciudad argentina de “Azul” fue nombrada Ciudad Cervantina de la Argentina por el Centro de la UNESCO Castilla-La Mancha en 2007.
http://ciudadcervantina.org.ar/
La casa Ronco, la cual espero visitar próximamente, está situada en la ciudad de Azul. Podéis acceder desde este enlace. Su visita virtual no os dejara indiferentes. Os recomiendo perder el tiempo necesario para su visita. Además cuenta con un buen archivo fotográfico de fotografías. Además, y como anécdota, la biblioteca popular Bartolomé J. Ronco se encuentra enclavada en la calle Burgos.
http://www.casaronco.com.ar/
Del cinco al 15 de noviembre se viene celebrando el tercer "Festival Cervantino de Argentina" en dicha ciudad bajo el lema de “Azul soy quixote”. Hoy mismo he sabido del mismo.
http://www.turismoenazul.com.ar/art?id=1302

Clic en las imágenes para verlas mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor
janpuerta@gmail.com

11 comentarios:

  1. Perfecto!

    Estoy de acuerdo en que es un bello capitulo, y en el derroche de imaginación que ofrece Cervantes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bon día Jan:
    Valen la pena los jueves, aunque sólo por leer este pedacito de escritura sobre D.Quijote.
    Gracias por publicarla.
    Saludos cordiales desde Valencia

    ResponderEliminar
  3. Capítulo largo, onírico y surrealista.
    Muy conmovedor el regalo de Julian Barnes a la Fundación Ronco de Azul (bello nombre para una ciudad). Besotes quijotescos, M.

    ResponderEliminar
  4. Jan, si no te importa que te haga aqui un enlace a dos entradas de un blog amigo en donde he comprobado que Don Quijote y Sancho, viven!!!

    Biquiños :)

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente amigo...por 20 euros me lo compro...lástima que esté tan lejos...!que suerte los hallazgos tuyos!...sin duda un capítulo en el que se pone de manifiesto el conocimiento de Cerventes por diversos aspectos de la literatura.... todo un logro si pensamos que estamos leyendo una obra del Siglo de oro...toda una joya. un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Qué gran labor la de esta entrada, Jan. Toda ella es útil y aprovecha. Pero quiero alabar tu sensibilidad para degustar el cambio que se ha producido en el personaje. Mil y mil gracias, querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Como acostumbras, un Post de lo más enriquecedor, completo, perfecto y... emocionante... lo de Julian Barnes, en memoria de su esposa Pat...
    He abierto y explorado todos los Enlaces, las fotos.. GRACIAS, Jan!

    Un beso...

    ResponderEliminar
  8. Tu trabajo de documentaciòn, de investigador no tiene precio.
    Sè que te quedaste con las ganas de llevarte el Quijote...pero te agradezco la fotografìa.

    Tal como dices, la creatividad ¨literaria de Cervantes no conoce lìmites: creador de la novela moderna, promotor de la pastoril, desdichado en poesìa y teatro...pero un Genio como precursor del Comic, tal "Mortadelo y Filemòn" "Zipi y ZApe". Èsto es lo que hizo al escribir la historia de la Cueva de Montesinos: crear el gènero del disparate, de la desternillante hilaridad.

    Enhorabuena por tus excelentes Post

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Excepcional entrada, JAN. Fíjate, no tenía ni idea de que AZul había sido declarada por la Unesco, Ciudad Cervantiana.

    Hace mucho que no paso por esa Ciudad, tendré que ir a ver el Museo Ronco en un pmo viaje a Arg.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Ha sido un placer leerte.
    El círculo de atrapados se amplía por suerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
Desde ayer he incorporado las respuestas a vuestros comentarios.
Un abrazo