Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

lunes, 11 de mayo de 2009

Don Jogo "Limpia"


Para ver el resto de personajes de la colección "Haciendo amigos" clicar aquí



Don Jogo, de profesión “Limpiabotas”


Los zapatos de las personas son como un reflejo de su alma.


Una de las profesiones que siempre me llamó la atención, ha sido la de limpiabotas. No se muy bien el porque. Mis recuerdos de la Barcelona de los años setenta, tienen una imagen donde un hombre con una pequeña banqueta de madera, se adentraba en los bares ofreciendo a los clientes que se encontraban sentados sus servicios de limpiabotas. Cuando ofrecían sus servicios, la frase por todos repetida, aun la puedo escuchar…
.- ¿Limpia… señor?
Hoy en día, parecen animales en peligro de extinción, sino han sido extinguidos ya de la gran ciudad. Pero viajando he tenido la ocasión de encontrar a muchos de estos simpáticos personajes con los cuales he podido tener una buena conversación a pesar de que en algunos países tropicales, he andado con unas simples menorquinas (1) y estas no eran el mejor calzado para ser limpiado por sus expertas manos.
Hoy, os hablaré de Jogo Wade…
.- Poco trabajo, ¿verdad?
.- Está flojo el día. Y viendo con lo que usted anda… poco trabajo me dará.
.- Mis zapatos no son los adecuados, pero a un café lo puedo invitar.
Nos sentamos en una improvisada terraza al lado de donde tenia su puesto de trabajo y esperamos a uno de los múltiples vendedores ambulantes de los que pasaban por la zona.
Jogo me habló de sus inicios allá por los años setenta…
.- Las calles estaban llenas de soldados americanos.
.- Y claro… todos llevaban botas.
.- Claro. Pensé que sería un buen trabajo.
.- Pero hay que saber lustrar un par de botas…
.- Ahora, después de tantos años, puedo decir que sé.
.- Parece fácil… ¿no?
.- Es como todo. Hacer una foto parece fácil, ¿verdad?
.- Es como todo. Usted lo ha dicho… Por cierto ¿se acuerda del primer par de zapatos que lustró?
Empieza a sonreír y su gesto se convierte en un sinfín de carcajadas. Son tan contagiosas que yo mismo empiezo a reír sin saber porque…
.- Espere que le cuento –me dice entre los recuerdos jocosos-
.- Gasté casi una caja de betún y le deje los calcetines blancos al señor de color marrón.
-Vuelve a sonreír- No sabia que había de usarse unas plantillas para evitar el colorear los tobillos.
.- Buen inicio…
.- Así se aprende.
En esto se le acercó un cliente de los habituales y en poco más de cinco minutos, sus zapatos parecían recién salidos de cualquier tienda. Me sorprendió la altura de la butaca donde se le sentaban sus clientes…
.- Nunca había visto un trono tan alto…
.- A los clientes, que son los que te dan de comer, hay que sentarlos como a reyes.
Así que pensé que la mejor fotografía que le podía hacer era la que veis. Sentado como un rey en su propio trono. A el le gustó y hoy en día la tiene enmarcada y colgada en uno de los laterales de su sitial.


“Haciendo amigos”

Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

10 comentarios:

  1. Buena fotografía, buena explicación la tuya.
    Un rey en su trono. Todo es cuestión de mirar distinto.
    Felicitaciones.
    Alicia

    ResponderEliminar
  2. En la cafetería Pinedo de Burgos, en los bajos del Teatro Principal, había un "limpia" en los años sesenta viva encarnación de Quasimodo. Vestido de negro y jorobado, llevaba en su cajoncillo de madera algo más que cajas de betún: una mercancía secreta que había que pedirle mediante una contraseña convenida y que entregaba después en los lavabos: tabaco americano de contrabando, la revista Play-Boy y condones. Así eran las cosas en este bendito país. Y no crean, que todavía nos la seguimos cogiendo con papel de fumar...

    ResponderEliminar
  3. Joder que foto tan buena, Jan, y el texto que la acompaña ... Excelente. Un reino escueto pero digno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Genial, Jan, como siempre.
    Me quedo con las ganas de ver otro retrato más cercano.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un entrañable post, Jan. La foto es maravillosa, y el texto exactamente igual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aquí en España creo que apenas quedan y si queda alguno será en Barcelona, en Madrid no encuentro ni uno...Saludos!

    ResponderEliminar
  7. El texo es entrañable y la foto que lo ilustra es genial. Sí, como ha dicho Moderato, aquí ya casi no quedan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo