Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 14 de mayo de 2009

Epitafio de Don Quijote


De los sonetos lo que mas me llama la atención es cuando basándose en el cansancio de su fiel Rocinante se insinúa que para llegar a cumplir su misión lo hacia andando. Pero en el pie de notas sobre el mismo se puntualiza que nunca anduvo a pie. Sino que cuando rocinante estaba cansado, quien lo suplía era el rucio de Sancho. Un detalle que me ha llamado la atención.
Yo que me considero un asiduo visitante de cualquier cementerio que se cruce en mi camino, no podría dejar de lado centrarme en los epitafios que cierran el capitulo LII y consiguientemente la primera parte.
Tres buenos epitafios para corresponder a quien en teoría están enterrados.


Nota de pie para la fotografía en cuestión…


Me encontraba en cierto lugar de la mancha de cuyo no puedo acordarme, cuando pregunté a un lugareño si sabía de algún cementerio cercano. El con la paciencia pasiega de quien hace un bien informando me dijo…
.- Cementerio, cementerio, no hay ninguno cerca, pero tres tumbas se, de personajes que fueron famosos y su fama desvaneció sus sepulturas.
Me intrigaron sus palabras pero vi cierto brillo de honestidad en sus ojos. Así que sin pensarlo mucho le conteste…
.- Pues lléveme usted a tal rincón, para poder contemplar el entierro y si fuera menester, rezar alguna oración para tan ilustres moradores del infinito.
.- Vamos presto amigo que la tarde cae deprisa por estos andurriales.
Y mientras andábamos a buen paso entre arbustos, y rastrojos secos, cruzamos el cauce de un rio seco, adentrándonos por una quebrada.
.- Menudo rincón el que usted me lleva…
-exclamé justo al cumplir una hora de buen paso-
.- Merecían una sepultura mejor, pero por jugar a ser personajes de novela, su autor no creyó oportuno dotarlos de un mejor mausoleo. Además, para evitar el saqueo de sus huesos, que mejor rincón donde nadie sepa su ubicación.
Treinta minutos después, quede atónito ante sus epitafios a pesar que las letras empezaban a estar carcomidas por el tiempo. Sobre un ejemplar del mismísimo Don Quijote juré guardar el secreto de su ubicación. Y hoy en día, simplemente aprovecho la foto que hice para ilustrar este documento que no es otro que el finalizar el capitulo LII. Dando por terminada la lectura de la primera parte de Don Quijote de la Mancha. Ilustre caballero.
Con paso seguro me alejé del lugar de cuyo nombre por mas que lo intento no me puedo acordar. Trabajo por delante tengo. Entre otros... Leer la segunda parte.


“Quijote”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.

11 comentarios:

  1. Uns heróis dessa dimensão, só poderiam ter uma sepultura grandiosa.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tumbas de personajes que a fuerza de existir en nuestra mente se hacen realidad casi palpable...

    ResponderEliminar
  3. Misterio con el que nos intrigas Jan, tal unión espacial no puede significar más que unión personal entre los enterrados....

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué texto el tuyo, toda un gesto cervantino de juegos! Guardaré el secreto...

    ResponderEliminar
  5. Guardad este secreto bajo 7 llaves, que no se les ocurra a los hijosdalgos de estas tierras montar aqui un Parque Temàtico de esos...

    Fántastica tu modo de narrar Cervantino...

    Una reverencia de parte de esta humilde morita...

    ResponderEliminar
  6. yo no se lo contaré a nadie...me hagustado mucho el texto... no solo son buenas tus fotos...el texto genial...un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Magnifico el relato y el sí es no es. Realmente intrigante la triple sepultura

    ResponderEliminar
  8. excelente relato, casi me he encontrado yo tambien con la tumba.
    saludos,ep

    ResponderEliminar
  9. Me has dejado con una intriga tremenda sobre si serán sus auténticas tumbas, vamos que me he visto imaginando frente a los molinos mil historias.

    Fantástica entrada.

    Saludos

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo