Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

martes, 26 de mayo de 2009

Dos motores

Dos motores


Conocí a Rómulo en el bar de Tabo. El mismo me lo recomendó…
.- Conoce la bahía como pocos. Y si se trata de madrugar, no hay problema con el.
Con esta recomendación me lo presentó y decidimos salir al día siguiente para recorrer la bahía. Así podría tener una visión diferente de las casas que allí se habían construido hacia ya casi ochenta años.
Cuando subí al bote hice esta fotografía. Me sorprendió ver un segundo motor, además de los remos. Su respuesta me indico que la previsión es la mejor consejera siempre…
.- Un día a nueve millas de la costa se me paro el motor. La corriente me llevo hasta veintitrés millas mar adentro.
.- Menudo susto, ¿no?
.- El mar, amigo mío… no perdona.
.- Por eso ahora es previsor y lleva un segundo motor…
.- Y un tercero llevaría. Pero con los remos es suficiente.
Afortunadamente lo pude reparar.
Hablando con el llegué a comprender muchas cosas del mar. Algunas de ellas, aplicables a la vida misma. En mi caso siempre llevo un par de bolígrafos, una segunda tarjeta de memoria para la cámara…
Dice el refrán que prevenir es curar.

“Pensamientos con imagen”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor

11 comentarios:

  1. Qué razón tienes amigo Jan. Cuantas desgracias podríamos prevenir de estar mejor preparados para los inconvenientes y percances. Esto las gentes de la mar lo saben bien. Más de un político y analista económico, lumbreras todos ellos, deberían tomar buena nota.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy convencido de que, como los gemelos que fundaron Roma, un motor se llama Rómulo, y el otro... Remo.

    ResponderEliminar
  3. Tanto tiempo si pasar...y que buena reflexión que me levo..
    besos

    ResponderEliminar
  4. Siempre es bueno prevenir antes que curar y tratándose del mar más todavía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, sí es cierto, hombre precavido vale por dos.

    ResponderEliminar
  6. También es aconsejable llevar batería de repuesto para la cámara. Y sobre todo no olvidarse de cargarla. Te lo digo por experiencia...

    ResponderEliminar
  7. Una curiosa foto, Jan.

    En este caso, la prevención la veo muy lógica porque, dado lo "perjudicado" que se aprecia que está el motor principal, más que prevención parece una necesidad llevar el otro que parece estar en mucha mejor condición.

    "Prevenir es curar", según dicen. Y la mar, a la que tanto amo y tan bien me siento en ella, no perdona fallos de previsión. conozco varios casos con consecuencias dramáticas.

    En resumen; me gusta mucho tu foto. Hasta el ángulo de toma es algo inusual.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Si bien hay que prevenir, debemos comprender que no hay mucho que se pueda hacer cuando algo debe pasar. La vida es lo que tenemos, los momentos son únicos, y únicas son las cosas que pueden pasarnos.

    Yo también ando siempre con dos lápices, pero lo importante es lo que pueda hacer con uno.

    Un abrazo. Bella foto.

    El mar es único.

    HologramaBlanco

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes, Jan Puerta:

    Los dos motores parecen estar en parecidas condiciones. ¿Cuántas manos reparadoras, como las de Rómulo, habrán arreglado antes las averías?. Al verlos, no me extraña que además vaya provisto de remos. Le quedarán aún unos cuantos sustos, mientras tenga fuerzas. Por si acaso, sería recomendable no alejarse mucho de la costa.
    Y siguiendo con los refranes, decía mi abuela: "lo que otro usa, a mí poco me dura".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. La mar es hermosa y dura y un buen espejo de la vida. Como no siempre lo podemos prevenir todo tenemos que asumir que siempre llevamos de compañero de viaje un cierto grado de incertidumbre.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo