Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

martes, 12 de mayo de 2009

El guiño

El guiño

Cuando era pequeño me encantaba guiñar el ojo. Lo hacia constantemente. Mis padres siempre se preguntaban si lo hacia a propósito o tenia un tic que debiese corregirse. El espejo que había en el recibidor, era mi mejor camerino para poder ensayar mi gesto. Delante de el, había llegado a ponerme las gorras de mi Padre, con sus gruesas bufandas tejidas a mano por mi Madre y mi simpatía inocente me hacia representar un papel imaginario donde la guiñada de mi ojo derecho era casi de culto...
Gracias a un guiño perdí mi virginidad. Gracias a otro me casé. Y gracias a un tercer guiño... me divorcié. La vida sigue.

"relatos y fragmentos"
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

18 comentarios:

  1. Que te deparará el cuarto??
    Seguro que cosas dulces, amargas, ácidas pero intensas...
    Un placer leer este post..auténtico eres!

    ResponderEliminar
  2. Ya veig la importancia d'aquest "guiño" en la teva vida!!
    No paris de fer-los, perqué la vida és això, un obrir i tancar d'ulls. En el teu cas "ull".
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  3. Lo que es la vida .... gestos!!!, y como nos determinan.
    Excelente fotografía Jan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Jajaja... y todo por un guiño. Curioso ;)

    ResponderEliminar
  5. Vaya guiño, pero de una cabeza sola, tirada en el suelo... Me recuerda a mi foto del lápiz roto, tirado, abandonado...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Habiendo practicado tanto la tecnica del guiño... El cuarto guiño igual trae en buen editor ;)

    Saludiños

    ResponderEliminar
  7. Total Jan, que tus guiños son la antesala de grandes eventos ¿no?, estaremos atentos tras este último ;-)

    ResponderEliminar
  8. Bellísimo... me robo una sonrisa!
    Besoss
    Pau

    ResponderEliminar
  9. Estoy con Merce, ese cuarto guiño es para editor o editora.

    La foto tiene algo de macabro pero no es la primera vez que veo un muñeco decapitado de esa guisa, haciéndole un guiño a su triste destino.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Un guiño a la vida, o tal vez, la vida en guiños!

    :)

    ResponderEliminar
  11. jajaja grandiosa foto!

    Saludos!

    Sach.

    cuando quieras te espero por mi blog.

    ResponderEliminar
  12. Guiño tras guiño vamos viviendo, y en cada foto hay un guiño, como en esta, y para cada foto es necesario guiñar un ojo. Pero siempre queda el otro abierto, para observar lo que sucede mientras tanto y no perder del todo la perspectiva.

    ResponderEliminar
  13. Esta foto tiene algo especial... un no se que.

    ResponderEliminar
  14. ¡Santo Dios! No me digas que el cuarto guiño es el que te llevó a posar para la fotografía.

    ResponderEliminar
  15. WOW, qué creepy, jaja, te quedó fantástica, de película.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo