Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

viernes, 20 de febrero de 2009

Pleamar

Pleamar

Nos encontrábamos anclados frente a Ciudad de panamá. Por radio nos habían confirmado la noche anterior que podríamos cruzar el canal a medio día. A esa hora, nos tocaba nuestro turno.
Antes de acostarme, a eso de las dos de la madrugada, repase el parte meteorológico y pude apreciar que por la mañana tendríamos una fuerte tormenta coincidiendo con pleamar. Las previsiones del tiempo, en el mar, no se por que razón, suelen ser mas precisas. El caso es que amaneció nublado. Me entretuve en cubierta mirando el paisaje que me rodeaba. La línea del malecón, parecía empezar justo al lado del “Puente de las Américas”. El paseo marítimo se dibujaba perdiéndose entre la silueta de los rascacielos. Me recordaba a Manhattan. Era la primera vez que veía el crecimiento desmesurado de los mismos. Todos competían por tener el bloque de mayor altura de centro y Sudamérica. Una absurdez más del ser humano.
Opte por volver al camarote y tumbarme en mi camastro mientras seguía leyendo las desventuras de “Josep Pla” en el interior de Cataluña.
La lectura era placentera. El té, soberbio. Y la calma que me rodeaba me hacia pensar en la buena decisión tomada un mes antes cuando decidí embarcarme en este proyecto. Los minutos se sucedían y un cambio en la luz que entraba tímidamente por el ojo de buey me hizo levantar sorprendido. Me parecía tan especial que cogí la cámara y subí por segunda vez a cubierta. Todo nuestro entorno se veía como si se tratase de un decorado de una obra de Wagner. Unas valquirias oceánicas buscando el “Santo Grial” a través de un albor, que con toques divinos nos envolvía.
El cielo tenía una capa densa de nubes grises. La luz que caía sobre nosotros lo hacia a través de un filtro. Cualquier fotógrafo lo busca siempre para potenciar la intensidad de ciertos colores sólidos.
La tormenta se acercaba por babor. En pocos minutos estaríamos bajo una fuerte cortina de agua. En estribor un carguero con bandera de conveniencia panameña esperaba su turno para cruzar el canal de Panamá. A su lado un pequeño velero de unos doce metros de eslora, también. El colorido me pareció tan especial, que simplemente me llevé la cámara al ojo, enfoqué y disparé.

“Anécdotas”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

11 comentarios:

  1. Bonita foto y el post estupendo como siempre. Me encanta la descripción de lo que viste, cuál obra de Wagner!

    ResponderEliminar
  2. Soberbia la foto, y excelentes los recuerdos que tengo de Panama

    ResponderEliminar
  3. Las ciscunstancias pusieron color y composicion, tú aplicaste tu don...

    :)

    ResponderEliminar
  4. impressive really! but so small framing or picture i mean...

    ResponderEliminar
  5. Cuánto le hubiera gustado a Don Josep Plá estar allí. Aunque en realidad le daba igual; le bastaba con que alguien se lo contara.

    ResponderEliminar
  6. La foto, en efecto, está llena de color. Ahora bien, Pla en mitad del canal... qué lujo.

    ResponderEliminar
  7. Pues ciertamente, cuando se acerca o aleja una buena tormenta la luz tiene algo especial, puede ser que por lo denso del aire, o el contraste que se consigue, pero es cierto que la luz 'luce' de otro modo.

    Por cierto, ¿la cámara al ojo? Ya tienes tú el ojo bien grande o la cámara bien pequeña, jajaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo