Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 27 de enero de 2011

Máximo

La persona menos pensada te pregunta algo que te deja pensativo…


Esta mañana me encontraba haciendo unos trámites en una notaria de esas que dicen de pueblo, cuando un niño, a las puertas de la misma me preguntó…


.- ¿Por qué andas sacando fotos?
Hay preguntas difíciles de contestar si el destinatario de la respuesta apenas tiene nueve años. Solo supe decirle porque me gustaba.
Cuando nos despedimos, escuché pedirle a su Madre, una Nikon.
¿Una qué?
Le respondió ella.
Máximo, con la inocencia que siempre envuelve a la ilusión, le repitió sin alterarse…
.- Una Nikon
La Madre, le contestó…
.- Bueno, ya veremos.

Clic sobre la etiqueta para ver toda la serie.
Clic sobre la imagen para verla más grande.

Copyright © By Jan Puerta 2011
Texto y fotografías con copyride del autor

20 comentarios:

  1. Un decidido Máximo, parece...

    Ellos no necesitan una gran respuesta. Con la que le diste ya lo dejaste pensando en que también se pueden hacer cosas por gusto en esta vida!

    Bella fotografía, Jan.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. ¡menuda pieza! jajajaja tiene cara de pillo

    abrazos Jan

    ResponderEliminar
  3. Siempre es dificil contestar la verdaderab razón por la que nos dedicamos a sacar fotos.
    Yo también hubiera pedido una Nikon.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha costado un mundo conectarme para dejarte este mensaje, quería haberte comentado también las fotos anteriores y desearte mucha suerte en tu nueva búsqueda, quizás lo importante no sea encontrar, sino buscar, perdón por la filosofía barata a estas horas de la tarde, pero no me sale otra cosa, pienso en Máximo, en el señor de los bananos, en el gordito caminando sin emoción y en la cara de satisfacción de los señores que miran desde el triste poder creyendo que son importantes, la vida es otra cosa y tu sabes captar esos detalles que la hacen siempre sorprendente.

    Me gusta mucho tu nuevo "look", tomaré nota y sacaré el color negro de mi blog. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un chaval espabilado, te imaginas de ve con un Ferrari y pide uno a su madre?, es preferible una cámara y que saque buenas fotos como tu, un abrazo amigo Jan

    ResponderEliminar
  6. El chaval ha elegido maestro, le falta la herramienta

    ResponderEliminar
  7. Esa inocencia... quizás una de las cosas que hace mágica la inocencia infantil es precisamente eso, que es efímera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Jan: visito tú espacio gracias al amabilísimo comentario que has dejado en el mio y vaya que estoy encantado por el mundo que estoy descubriendo.
    Me gusta mucho la dinámica de tú blog, sumamente fascinante. Me intriga saber por simple curiosidad si te encuentras en Chile o en España, no me queda claro, pero qué buen trabajo realizas!
    La serie de retratos me maravilla (es mi tema favorito cuando visito una exhibición fotográfica) y nuestro amigo Máximo luce sumamente convincente.

    Ojalá llegue a Paris la exhibición 'Laberinto de Miradas', y si no, espero coincidir en alguna ciudad donde se encuentre.

    Te agregaré a mi 'listado' y claro, si me permites, te seguiré visitando por aquí ...

    Un saludo grande y buen fin de semana!

    GUSPLANET

    ResponderEliminar
  9. Un aplauso para esta puerta que has abierto a Maximo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hay que joderse con el niño, jajajaja. Con ese flequillo levantado... bbbbbbbbbffffffff que pieza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Posiblemente ese encuentro haya marcado el futuro anhelante del pequeño...
    ojalá pueda conseguir su Nikon, quien sabe !

    ResponderEliminar
  12. Amo fotos como essa, ela "leu" a alma do momento.

    ResponderEliminar
  13. Buenas noches, Jan Puerta:

    Debiste impresionar a Máximo. Creo que le has descubierto lo que le gustaría hacer en el futuro.

    Aunque no tenga una Nikon, de momento, el gesto lo lleva puesto y con la mirada nos está haciendo él la fotografía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Al menos sabemos que su madre no es de Canon...

    ;)

    ResponderEliminar
  15. Qué lindo que es Max! Y quien sabe le dejaste marcada la vida con el fugaz encuentro...

    ResponderEliminar
  16. ¡Caray! Sí que apunta alto el chaval. Podría comenzar con una compacta.

    Se le ve despierto y muy displicente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Un retrato lleno de hermosa espontaneidad, al igual que el diálogo que le acompaña.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo