Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 31 de diciembre de 2009

Cazadores de altanería

Sin hablarse palabra
2.30
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:

En otro momento de la obra, Sancho hubiera seguido refunfuñando por su carácter. Y más después de haber pensado largamente en lo sucedido jornadas antes. No obstante, se encierra en su pensamiento y vuelve a ser en apariencia el escudero servil a las órdenes de su señor, en el encuentro con el Duque y la Duquesa.
Cervantes nos introduce sutilmente en la relación que se provoca, entre el lector de su obra y el actor de la misma. Una trama ingeniosa dando por sentado que la distribución de la primera parte de Don Quijote era leída entre la nobleza. Además de comprender lo expuesto. Y si esto fuera poco, predispone al duque a seguirle la corriente, pero no para reírse de él, sino para participar activamente como un personaje secundario más de la segunda parte.
Es una muestra de aceptación de sus simpáticas ocurrencias. La nobleza no tilda de locuras todo aquello que vive Don Quijote en la primera parte. Esa predisposición por poner a las órdenes del caballero de la triste figura todo aquello que necesitase para sentirse dentro de los propios libros de caballería me lleva a pensar en ello.
Esperemos acontecimientos en el capitulo XXXI



Pie de foto quijotesca

Me encontraba mirando una parada de viejos libros, cuando una cubierta que imitaba con cierta discreción al viejo cuero, me volvió a llamar la atención. Otra edición más de las aventuras de nuestro Señor de los leones, más conocido por Don Quijote de la Mancha. Parecía que la edición de 1970, se pelease con el resto de los libros expuestos, para sobresalir de los mismos y volver a ocupar un rincón predilecto en cualquier biblioteca que se precie.
La imagen de hoy, no deja de ser alegórica a las palabras de la duquesa al referirse a Sancho como gracioso y discreto.


Pie de foto ilustración

Manuel Peleguer y Tossar, maestro grabador. Nació en 1759 en Sevilla. Murió en 1831 se cree en Valencia. Fue un notable maestro grabador. Su taller era uno de los más preciados de la época. La ilustración pertenece al pintor Antonio Rodríguez.
La imagen muestra lo sucedido según la interpretación del artista en el capitulo anterior. Pero el mismo encantamiento que tiene sometido a Don Quijote, me afectó a mí, no encontrando la ilustración en su momento y apareciendo “encantadamente” hoy sin proponérmelo.

Clic en las imágenes para verlas mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor
janpuerta@gmail.com

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Ectoplasma casi metafísico

Cien pasos urbanos
Capítulo IV
Ectoplasma casi metafísico


En poco más de cuarenta minutos había realizado tres fotografías y había incorporado a mi locura diaria a un personaje que se encontraba feliz por lo que estaba viviendo…
.- Parece usted contento Don Alberto
.- No le voy a decir que no lo estoy. Esta mañana, pensé que el día volvería a ser como todos. Y eso no me hacia estar contento precisamente.
.- Todos los días pueden ser diferentes, ¿no cree?
.- No sé qué decirle. Lo que sí está claro, es que cuando lo vi fotografiar aquellas ventanas, todo cambio radicalmente.
.- Sepa usted, que haberlo encontrado es también un motivo de alegría por mi parte.
Mientras caminábamos, nos íbamos conociendo a través de pequeños detalles. Pero a menos de un centenar de metros de la vieja estructura de madera con techo de lata, me empezó a contar de su descubrimiento…
.- Una mañana, me encontraba apurado con unas ganas de hacer pis que no sabía cómo contenerlas…
.- ¿No podía entrar en un baño público o en el de un bar?
.- Aquí, se paga. Y pagar doscientos pesos o trescientos, es el coste de tomarse un café o un té en los puestos de la plaza.
.- Ah… entiendo, puestos a elegir. Y que hizo entonces…
.- Había visto que otros se habían colado en las viejas instalaciones para orinar. Así que hice lo mismo. Al terminar quise “intrusear” (1) un poco y me sentí observado.
.- Caray. ¿Había alguien más?
.- No exactamente. El caso es que notaba como una presencia extraña. Algo difícil de explicar.
.- ¿Como… una sensación?
.- Mas o menos.
.- Pero mejor que entremos juntos y me dice usted si siente lo mismo.
.- Pues entremos a ver qué pasa.



Reconozco que no soy nada susceptible por lo que se cuenta. Es más, soy escéptico por naturaleza. Más o menos como Santo Tomás… “Si no lo veo no lo creo”.
Antes de entrar en el viejo cobertizo Don Alberto me comento que desde que nos habíamos conocido, su memoria le traía constantemente detalles de su barrio. Pasadizos, escaleras, casas estrechas, casas centenarias de madera. Y que mañana no podría enseñármelas, pero para el día siguiente me tendría una pequeña ruta de descubrimientos.
.- Pues nada amigo. Los veremos juntos. Pero antes vamos a enfrentarnos con este misterio.
Una vez dentro, me enseño el lugar donde empezó a sentirse como incomodo. Y os puedo asegurar, que en un principio también sentí cierta sensación de estar bajo los efectos de una mirada muy profunda. Como esas clásicas de los hipnotizadores. Entonces descubrí un contorno en la pared. Realmente era sorprendente el efecto que causaba.
.- Esa silueta… asusta.
.- Pues tiene usted más razón que un santo.
Al acercarnos, y observarla con más cuidado, no supimos discernir el origen de la misma. La figura tiene la misma envergadura que una persona adulta, con una estatura sobre el metro setenta. Todo son suposiciones, pero al alejarnos, le dimos una última mirada y nos pareció ver al mismísimo “Diablo” riéndose de nuestra incredulidad. Desde ese día, Don Alberto no ha vuelto a desprenderse de sus aguas menores a menos de que sea campo abierto por si hay que salir por piernas. Y yo, pues no sé. Sigo como santo Tomás. Pero la imagen me deja lleno de dudas, por aquello que dicen que una imagen y más si la hace uno mismo, vale más que mil palabras.
Al salir, me despedí de Don Alberto y quedamos en vernos en cualquier momento.

Continuara…
Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Cien pasos urbanos
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 29 de diciembre de 2009

El gato, tras la cortina, sobre la alfajía

Cien pasos urbanos

Capítulo III
Efectivamente, había un gato en la ventana


.- Para que me entienda mejor, tenemos que cruzar la calle y situarnos en la acera de enfrente.
Alberto, mostrando una buena disposición, se dispuso a cruzarla conmigo. Una vez delante de la casa de las tres tumbonas -no mecedoras, como bien apunta mi querido amigo, Luis Calle en un comentario del segundo capítulo- le pregunté si veía bien el tejado y la chimenea…
.- Bien, lo que se dice bien, no lo veo.
.- ¿Y sabe por qué?
.- Me molesta el sol.
.- Así es Don Pedro, estamos a contraluz. Y ese detalle nos condiciona para hacer ciertas fotografías. Por eso decidí centrarme en el jardín de la casa.
.- Ah claro… estos detalles a uno se le escapan y después salen las fotos como salen.
.- Sabe, a mí a veces también me salen fotografías oscuras o con demasiada luz. Pero no se lo diga a nadie.
.- Me toma usted el poco pelo que me queda.
Alberto me recordó que los gatos no suelen permanecer durante mucho tiempo en el mismo lugar porqué una inquietud interior los hace moverse constantemente…
.- A menos que duerman, claro.

Apostilló con acierto. Seguimos caminado bajo la influencia de una amena conversación. Cruzamos la confluencia que nos separaba de la tercera cuadra, cuando Alberto me comentó que en esa intersección había un detalle en una pared, muy inquietante, pero que primero fuésemos a capturar con la cámara al felino domestico.
Dejé que el caminase delante. Lo hacía despacio con unos leves bisbisbisbis, bisbisbisbis para atraer la atención del gato. Mientras tanto, me abrí hasta bajar de la acera y situarme en una diagonal que me parecía oportuna para conseguir una buena toma del minino. Sin duda el poco tráfico y la ausencia de vehículos aparcados, me permitió hacer esta fotografía.
Alberto estaba satisfecho al verme contento por la imagen conseguida…
.- Un poco mas y el miau este se nos esconde.
.- Tiene usted razón amigo. ¿Sabe?
.- Dígame.
.- Acabo de hace una fotografía inesperada. Ahora dependerá de mis lectores que la juzguen y emitan su comentario pertinente.
.- Les gustará. ¡Seguro!
.- Ya le contare.
Mientras nos dirigíamos hacia el nuevo encuentro visual, acordamos salir en el futuro en algunas fechas que ya concretaríamos. Alberto, en su casa tenía teléfono de red fija y sabiendo que se acostaba tarde, me permitía poder llamarlo cuando yo llegase a la mía, sabiendo que no lo importunaría mi llamada. Pero eso sería para futuros encuentros. De momento me dejé llevar hacia ese punto donde la inquietud anidaba en la pared de un viajo galpón en desuso…

Continuara…

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

lunes, 28 de diciembre de 2009

Quietud

Capítulo II
Mecedoras en silecio
Empezamos a caminar no sin antes las presentaciones de rigor…
.-Por cierto, me llamo Jan.
Le dije al mismo tiempo que me cambiaba la máquina de la mano derecha a la izquierda y extendía el brazo para estrechar ambas manos…
.- Alberto. Un placer en conocerlo.
No fueron dos cuadras, sino tres. Pero entre la primera y la segunda, la inquietud de mis ojos me llevó a otro de esos encuadres que considero tan fascinantes. Un detalle más de lo que nos puede ofrecer el entorno urbano solo con dejar que la mirada domine nuestra motricidad.
.- Permítame un momento, que aquí veo otra posible fotografía.
Mi nuevo amigo Alberto se situó a mi espalda, con el ánimo de no molestar. Observaba con atención mis movimientos. La cámara aun permanecía en una posición de letargo momentáneo, esperando su momento. Abrí uno de los bolsillos del chaleco y saqué el nuevo fotómetro. Con esas ultimas correcciones de luz, obtendría el contraste necesario.
En el cielo, los intervalos de las nubes propulsadas por una leve brisa, me permitían unos cuarenta segundos sin sombras, al ocultarse el sol tras los cúmulos densos que parecían bailar sobre nuestras cabezas.



Entonces busqué el encuadre adecuado y dejándome llevar por ese instinto creativo que a veces nos domina, jugué con las líneas para definir bien toda la composición de la imagen.
Una vez capturada la imagen, Se la mostré, a través del visor a Alberto.
.- ¿Qué le parece?
Empezó a observar la imagen, y levantando la cabeza, buscaba los detalles mientras susurraba levemente…
.- Pues ahí están los tres balancines… pero aquí parece que se ven mejor.
En esto, se quedó en silencio y observando por varias ocasiones la imagen y la realidad me dijo…
.- Pero… ¿Usted no ha fotografiado ni la chimenea ni el tejado? ¿Acaso no se ha dado cuenta?
:- Si que lo tuve en cuenta. Pero caminemos no sea que el gato se canse de estar sobre la alfajía de la ventana y se vaya.
.- Tiene usted más razón que un santo.
Y con este refrán, seguimos caminando en pos de recorrer la cuadra y media que nos separaba de nuestro próximo objetivo.
.- Mientras andamos, le explico la principal razón por la cual no he fotografiado ni el tejado ni la abultada chimenea…
.- Cuente, cuente que me tiene en ascuas…

Continuara…

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

domingo, 27 de diciembre de 2009

El juego de las formas

Cierta mañana, una persona se interesó del porque estaba fotografiando la imagen que hoy presento. Esa conversación dio forma a un pequeño relato de fotografía urbana. Con el recorrí su barrio y realice cien fotografías. Cada una de ellas suscitó una conversación. Un intercambio entre uno que pasaba por allí y otro que vivía cerca.
Así empezaron estos “Cien pasos urbanos”

Capítulo I
"Dos ventanas diferentes"

.- Perdone señor, ¿por qué fotografía esta ventana?
Una pregunta que en más de una ocasión se vuelve incomoda por lo complejo de la respuesta teniendo en cuenta el personaje que nos la formula.
Hacernos entender suele ser complicado. A veces, no hay una explicación lógica sobre el porqué. Solo una necesidad interior que nos lleva a plantarnos delante de un entorno que nos llama la atención como si fuésemos sometidos a los cantos lastimeros de una sirena enamorada de nuestra sensibilidad.



.- Me gusta las formas que tienen. Son originales.
.- Ahora que me fijo, diferentes sí que lo son.
.- Es la primera vez que veo unas ventanas con esa forma.
.- Y… ¿eso le llama la atención?
.- Pues sí.
Le expliqué que había fotografiado muchas puertas y ventanas en mi vida. Pero que nunca hasta ahora, había tenido ante mi cámara esta composición. Le pregunte si el, había visto alguna otra ventana con esa forma…
.- Pues no sé. Puede ser. La verdad es que no me fijo en las ventanas a menos que haya un gato en la misma.
.- ¿Le gustan los gatos?
.- La verdad es que no. Pero cuando están en la ventana, uno no puede resistir la tentación de observarlos. ¿No cree?
.- visto así...
.- Mire, a dos cuadras de aquí, me fije en uno que estaba en una ventana. Seguro que usted lo hubiera fotografiado.
.- No le digo yo que no.
.- Acompáñeme. Creo que aun lo podrá usted fotografiar.
Como nunca le digo que no a lo improvisado, me dispuse a seguirlo…

Continuara…


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Cien pasos urbanos
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

sábado, 26 de diciembre de 2009

La hoja sumergida

Me quedé contemplando la hoja mientras nada sucedía a mí alrededor. Su misterio terminó por envolver el tiempo, haciéndome participe de su quietud. Solo me quedaba esperar…
Una mañana sin fecha, una suave brisa me despertó de mi letargo contemplativo. El agua del arroyo empezó a subir lentamente. La hoja mantuvo su quietud y su serena composición. El agua fluyo sobre sus arterias y una leve sombra me indicaba que su mundo era demasiado distante al mío. La serenidad del momento me llevo de nuevo a reflexionar...



Mis pasos se alejaron. Mi recuerdo se mantiene. Su imagen aun prevalece…
Nada es eterno bajo nuestras supersticiones más mundanas.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si queréis ver el resto de la serie clicar aquí:
“Pensamientos con imagen”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor
janpuerta@gmail.com

viernes, 25 de diciembre de 2009

Arte conceptual




Todas las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
“Existencias efímeras”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 24 de diciembre de 2009

El barco encantado

"Si me lo pidiesen frailes descalzos"
2.29
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:
Los jueves leemos el Quijote con Don Pedro Ojeda


Hoy el tiempo apremia y el comentario es casi tan escueto como en si mismo lo es el capitulo.

En este capítulo parece que los encantamientos vuelven a tener el hilo conductor del mismo. El barco encantado que no lo es, y todo lo que acontece nos devuelve a los caminos de locura que tan acostumbrados nos tenia Don Quijote y a ese cabal pero cabizbajo Sancho quien sabedor de toda la verdad, sigue sin enfrentarse abiertamente con su amo. Lo hace veladamente al amparo de cuatro refranes y encomendándose a Dios, para que la locura en la cual se ve inmerso le afecte lo menos posible.
Lo que me sorprende del capítulo es su corta duración y lo fácil que parece ser para Cervantes cerrar el tema del falso castillo, dejando que la sabiduría de Don Quijote deje paso a otros caballeros que al pasar por allí terminen por liberar a los cautivos.
“Para otro caballero debe de estar reservada esta aventura”
En algunos capítulos, Cervantes se recrea con mil detalles y en algún que otro, parece que tuviera prisa por terminarlo.



Pie de foto Quijotesca:

Sancho sigue estando sometido a las decisiones de su amo. Es como si estuviese aprisionado entre sus dedos sin que estos lo dejasen ni siquiera respirar. Su personalidad se va forjando día a día pero…



Pie de imágenes

Hoy amigos, mi comentario inicial es más bien parco en palabras. Os dejo con tres imágenes pertenecientes a una edición de nuestro hidalgo caballero editada e impresa en Amberes en 1719. En ellas podemos ver la página correspondiente a la presentación de la segunda parte, con una nota a pie de página que me resulta muy curiosa. Al ampliar la fotografía la podéis leer mejor.



*Por otro lado tenemos a una imagen de las muchísimas que compones la iconografía de Don Quijote. Se trata de su imagen, representando al señor de los leones. Junto a él, aparecen Dulcinea, encantada y Sancho gobernador. Además preside la acción un medallón con la figura de Merlín.



Y la tercera pertenece al exlibris de la misma edición. Una imagen para ver.


Clic en las imágenes para verlas mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Escenas surrealistas "1A"

A veces, veo algunos detalles tan inverosímiles como difíciles de explicar. Menos mal, que me queda el recurso de la imagen para mostrar y esperar que cada cual saque sus propias conclusiones.



El surrealismo, en tan magnífico como único en su esencia. Anida donde uno menos se lo espera. Y se hace complejo el entenderlo. Incluso el intento por asimilarlo. En el fondo, nuestra propia intuición no termina por hacernos participes sin querer de un cuadro escénico como el que me sirve para ilustrar este pensamiento. Que por ser mío, carece de repercusión mediática. Pero no por ello, dejo de reivindicar con el mismo, mi manera de pensar.
Tal vez así, algún avispado editor me tenga en consideración.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si quereís ver el resto de la serie clicar aqui:
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor

martes, 22 de diciembre de 2009

Lilium Dauricum -A037-

Tal como informé el pasado lunes, las secciones fijas (exceptuando los jueves con la lectura del Quijote con Pedro Ojeda) se toman unas vacaciones.
Los miércoles eran días reservados para el mundo vegetal en blanco y negro. Hoy, voy a ponerle un poco de color a una planta ornamental que me tiene como poseído por la influencia que ejercen sobre mí, sus formas, sus texturas y la extraordinaria gama cromática que ofrecen sus múltiples variedades.
Así, que sin más dilación que dicen aquellos que no suelen extenderse mucho, demos paso al color…



Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Si quieres ver la serie completa clica aquí:
“Visual”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Cenáculo matutino

La calle sigue siendo una fuente inagotable de recursos para un fotógrafo. También para un escritor. Solo debemos estar un poco alerta, observar, escuchar y dejarnos llevar por los detalles que se nos muestran a diario. En ocasiones, una imagen por sí misma no nos dice nada. Pero si observamos su entorno, o algún pequeño detalle que pueda componer el encuadre de la imagen podemos llegar a obtener una imagen a través de la cual seamos capaces de contar lo que hemos visto en ella o tal vez lo que nos haya inspirado su contemplación. Esta es una de las reglas que mas sigo cuando miro a través del visor de mi cámara.
Después de realizarla escribí lo siguiente en una de mis libretas de notas dispersas…



“Cenáculo matutino”

Los hábitos aunque puedan parecer una rutina aburrida, no suelen serlo para quienes los practican. A diario vemos vivimos diferentes situaciones que repetimos como un rictus necesario para nuestra propia manera de ser. Compramos el periódico, escuchamos la radio, comemos, miramos, o simplemente tenemos una conversación diaria con alguien afín a nuestra manera de pensar o ser. Somos parte de una repetición constante de actos que sin darnos cuenta nos hace parecer normal aquello que tanto llegamos a criticar a veces… la monotonía. Esto es lo que puede parecer la actitud matinal de cada día de esta solitaria bicicleta cuando se estaciona al lado de un escaparate manteniendo su cenáculo matinal con otras congéneres infantiles que aun no han empezado a rodar por el asfalto de la vida.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Clicar aquí para ver la serie completa:
“Anécdotas”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

domingo, 20 de diciembre de 2009

La mala sombra

Hace unos siete mil años se inventaros las primeras sombras chinas. Esto, por el contrario de lo que su etimología sugiere, sucedió en la Isla de Java. En Indonesia.



En los años sesenta del siglo pasado, me gustaba ir de visita a casa de mi tío. Entre él y mi Padre, improvisaban un pequeño teatro de lo absurdo, donde no podían faltar las sombras chinescas. La tortuga, el conejo, el perro… Y cada una de las figuras me hacía reír. Claro que si un día cualquiera, al caminar por la calle descubriese que mi sombra... era la de un cordero muerto, seguramente aun estaría traumatizado y solo saldría de noche, cuando todos los gatos son pardos o cuando llueve copiosamente, por la ausencia de las malas sombras.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

sábado, 19 de diciembre de 2009

A cal y canto

Aprovechando estos días donde muchos celebran las fiestas y algunos no lo hacemos como los demás, aprovecho para dar un poco de descanso a las siguientes secciones fijas:
Amaneceres personales. Los sábados.
Dogs of the world. Los viernes.
MV365. Los miércoles.
Haciendo amigos. Los lunes.
Estas secciones regresaran a partir del lunes día 11 de enero.
No por ello, este blog dejara de ser actualizado a diario. Desde que nació el mismo la filosofía fue publicar cada jornada una nueva entrada.
Así que estas secciones, serán sustituidas por alguna de las otras que componen el propio blog. También en estos día haré alguna pequeña incursión al color en ese mundo vegetal, donde siempre me muevo por deformación profesional, en blanco y negro. Algo que me habéis pedido en más de una ocasión.



Para hoy sábado, os dejo una imagen visual. Como podéis apreciar, se trata de dos puertas cerradas como su titulo indica… a cal y canto.
Una expresión que siempre había oído y por fin hoy puedo ponerle una imagen alegórica.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Un clic sobre el enlace para ver toda la serie.
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 18 de diciembre de 2009

Mego




“Todos los perros de esta serie son abandonados. Algunos de ellos nacidos en la propia calle. Otros simplemente dejados por la vil y ruin condición humana”.
Este pequeño perro de hoy, tenía muy asumida su condición. Simplemente deambula por la calle, por si algún jubilado “buena onda” quiera un poco de compañía. Dicen que los perros callejeros suelen ser más cariñosos que los normales. Este, me pareció simpático y capaz de arrancar un sonrisa has a quien no tuviera motivos para hacerlo.
Por eso decidí llamarlo “Mego”.

"Clic en la etiqueta para ver la serie completa"
“Dogs of the world”
Copyright © By Jan Puerta2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

jueves, 17 de diciembre de 2009

“La huida”

No huye el que se retira

¡Per signum crucis!

2.28
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:

Empieza el capitulo en que nos encontramos recriminándole Sancho a Don Quijote, que este huyera dejándole tirado y golpeado, por el escuadrón que se sintieron un tanto molestos por los rebuznos que el mismo había proferido por no tener la boca callada y querer siempre decir la última palabra después de la de su señor.
Lo que empieza como una reivindicación sigue con una reclamación de su jornal, así como una huida hacia el pueblo de nuevo. Pero todo esto termina drásticamente cuando a todo y más, asiente Don Quijote.
Don Quijote, hace acopio de lo que hoy llamaríamos una extraordinaria filosofía oriental. Sus palabras ya fueron dichas con acierto por Sun Tzu en el “Arte de la guerra” en el siglo V, a de C.
El saber aplicar la estrategia adecuada en cada momento es fundamental para ganar si no una batalla, si la guerra. Hoy en día, sus enseñanzas, siguen siendo igual de validas que en su momento.
Enlace en PDF:
http://www.nacioncamba.net/PDFS/el_arte_de_la_guerra.pdf
El capitulo en sí, parece un simple enlace entre dos situaciones de más importancia. Pero al observar los diálogos entre ambos, es fácil adivinar las convicciones de cada uno de ellos. Sancho a la que las cosas se tuercen y sale mal parado, se cuestiona todo lo que supone estar al lado del caballero. Siendo el pago el único freno a su posible huida. Por su lado, Don Quijote tiene las ideas claras. El fin siempre justifica su acción. Y sus palabras, al ser analizadas, reafirman lo justo de su persona. Constantemente, Cervantes utiliza al loco caballero, para dar credibilidad a su persona, como autor del personaje. Una especie de autobiografía novelada. Unos halagos velados que no los obtenía por parte de los demás. Me parece que la línea directa que marca a veces Don Pedro Ojeda, en capítulos como este, todo se ve con más claridad. Don Quijote no justifica su huida. Simplemente nos habla de la diferencia entre el temerario y el prudente.
Una vez que Sancho vuelve a su sitio, del que por cierto, nunca se fue, Don Quijote escoge un Olmo para dormir y Sancho una Haya. Más sutil y más sublime, imposible.


Pie de foto quijotesca

Es necesario leer despacio. Solo así comprenderemos el enorme filón filosófico que se esconde línea tras línea del Quijote. Ay si cervantes levantara la cabeza…



Pie de foto ilustración

La imagen de hoy, reproduce la edición inglesa de Don Quijote de la Mancha, editada en 1620 en Londres. A parte de temas subjetivos como llamar Michael a Cervantes, reparo que en la misma aparece una imagen donde un viejo hombre está situado bajo un olivo del cual caen algunas de sus ramas. Una orla contiene una inscripción... “Noli Sapere altum”.
Como curiosidad cabe destacar que la familia de impresores de Chez Charles Estienne, ya uso este emblema siendo ellos los impresores del rey de Francia a mediados del 1500.
La ilustración pertenece a la primera guía publicada en Francia de caminos, nada mas y nada menos que en 1553. Si queréis una copia en PDF, clicar aquí:
ftp://ftp.bnf.fr/010/N0102662_PDF_1_-1DM.pdf
Se demora un par de minutos, pero merece la pena.
Cuando veo todas estas cosas que me regala el participar de esta lectura con todos vosotros, no os podéis imaginar lo bien que me siento. Y por ello acabo de abrir una botella de vino. Un Merlot Chileno de 2008. Así que sin más dilación… brindo por todos vosotros.


Clic en las imágenes para verlas mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor
janpuerta@gmail.com

miércoles, 16 de diciembre de 2009

MV-277

Algunas de las plantas con las que me encuentro, me resultan difíciles de asimilar. Los últimos cinco años han sido un constante ir y venir. Salir y regresar. Viajar. Ver… Conocer.
He visto muchas formas que me han cautivado hasta interesarme por las mismas más allá de la propia explicación de alguien que entendiese sobre las mismas. En otras ocasiones, la imaginación me transporta a mundos desconocidos. Paraísos por descubrir. Utopías por realizar.



El mundo vegetal, no se reduce solo a las plantas que vemos a diario. En cualquier rincón del mundo, hay algún tipo u otro del género vegetal. Incluso donde no las vemos, ciertos líquenes invisibles a nuestros ojos que todo lo ven, siguen creciendo. El tiempo, es algo que no les importa.
El caso de hoy, sigo preguntándome el porqué de la forma de esta planta. Me atrae. Me seduce su singular morfología.

"Esta serie de imágenes sigue buscando un editor"
Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si sois nuevos por aquí, podéis clicar aquí para ver la serie completa
“JP-365”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 15 de diciembre de 2009

lunes, 14 de diciembre de 2009

Daniel... Wanderino de corazón.

Hace bastantes años, siendo yo un joven imberbe, tenía por costumbre acercarme hasta el casino del pueblo y observar en silencio las partidas de domino de ciertos abuelos que se reunían cada tarde. Cada uno de ellos, tenía una peculiar forma de encarar la vida y sus conversaciones eran un fiel reflejo a lo vivido. No guardo documento grafico de aquellos encuentros, pero si durante un tiempo, lápiz en mano, me dediqué a recordar aquellas tardes.
Daniel, era un payes (1) catalán que acostumbraba a ir hasta Barcelona para dejar que lo inesperado dominase su vida por completo. Una de esas tardes, hablo sobre lo inesperado. Pero lo hizo sin contar anécdota alguna. Simplemente dejo ir a modo de proverbio una frase.
“En lo inesperado suele estar la “sustancia” del día vivido”. Sus compañeros de juego, manteniendo el tipo y la compostura pertinentes, siguieron jugando, mientras Daniel, con un golpe enérgico sobre la mesa, cerró el juego con el pito tres. Entonces apostillo… “Lo demás, es tan anodino a veces, que vergüenza tenemos de contarlo”.
Esta entrada me permite recordar lo que me sucedió hace unas semanas en uno de mis paseos donde dejo que la intuición y el azar, actúen por mis decisiones…



Me encontré ante un edificio, cuyo verdadero interés estaba en el colorido dispar de sus ventanas y algún intento muy sutil de dotar de equilibrio visual, la discordancia de ciertos colores. Entonces, Daniel, un joven que caminaba por la calle, se acercó y me dijo con una gran sonrisa que pareció muy sincera, si le sacaba una fotografía. A su lado, su amigo Diego intentaba sonreír pero la naturalidad de la misma se le veía más forzada. Junto a ellos, “Chillán” un perro que había sido callejero terminó medio acogido por la Madre de Daniel, quien a diario le daba su razón de comida y algo de cariño. Lo necesario para que nunca abandonase la zona.
Daniel estaba contento. Se acercaba a buscar una “litrona” (2) de cerveza a una botillería próxima. En poco rato me habló de sus inquietudes. La dificultad de conseguir una buena “pega” (3) Su intranquilidad por las próximas elecciones. Pero todo lo hizo sin alterarse. Con una gran y madura tranquilidad. Parecía un orador en una conferencia convenciendo a sus parroquianos de vete tú a saber qué cosa.
Apenas tuvimos tiempo para más. El tenia sus compromisos y yo, como siempre dejándome llevar por los míos. Al despedirme, me dijo,
.- Si publicas la fotografía, di que soy Wanderino. (4)
Y así lo hago. Un seguidor del club de futbol Santiago Wanders de Valparaíso. Es el equipo decano de Chile. Fundado en 1892. Este año celebran su regreso a la primera división. Personalmente, me alegro por ello. Y eso que el futbol no es mi pasión.
1. Payes. En Cataluña es el agricultor. El hombre de campo.
2. Litrona. Coloquialmente en España la botella de litro de cerveza. También se usa la denominación “Xibeca” cuando la botella es de una marca en concreto.
3. Pega. En Chile, la pega es el trabajo.
4. Wanderino. Seguidor del club de futbol Santiago Wanders de Valparaíso.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Un clic sobre el enlace para ver toda la serie.
“Haciendo amigos”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.
janpuerta@gmail.com

domingo, 13 de diciembre de 2009

Smile

Simplemente me cautivo su sonrisa… sin más.
No hay más.
Más. ¿De qué?


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Un clic sobre el enlace para ver toda la serie.
“Puerta y ventanas”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Amanece en el subsuelo

Las ciudades no me atraen en exceso. Soy como un ave de paso. Voy, miro, observo y no me dejo seducir por sus encantos. Simplemente regreso a rincones donde el trato personal se vuelve más humano y las sensaciones ambiguas me parecen, menos disparatadas.

De mi última visita a una de ellas, recuerdo el subsuelo. Primera hora de la mañana. Primer metro a mi disposición. Pocas personas a mí alrededor y un mundo diferente en cada estación donde era obligado el hacer transbordo. Los pasillos de acceso a los andenes, siguen teniendo unos desniveles de los cuales no somos muy conscientes. Siguen siendo lagos, en ligera pendiente que siempre desciende cuando vamos en busca de esa serpiente subterránea, en la mayoría de los casos, llamada metro.
Los largos pasillos, son claustrofóbicos, me parece que son algo más altos de lo normal, más anchos si cabe y con buena iluminación. Creo que son demasiado largos y eso te hace sentir extraño en un mundo de soledad subterránea. Otra cosa es andarlos cuando la vorágine humana se aparea en las mismas acciones, en las denominadas, hora punta.
La soledad del subsuelo a primera hora es tal, que cuando te cruzas con otra persona, tienes ganas de hablar con él y compartir, aunque sea efímeramente, un instante.



Los músicos que amenizan el silencioso subsuelo, aun no han despertado. El silencio se prolonga y uno termina abducido por el mismo. Me cruzo con personas y todas tienen el mismo denominador común en sus rostros. Languidez impávida. Una enfermedad crónica del siglo XXI. La sensación y la ausencia de algo que nos motive, parecen ser los primeros síntomas antes de caer en tal estado. La poca gente camina como si fuesen presa de un experimento global donde la semiología los esté utilizando como ratas de laboratorio. Por eso, y para diferenciarme de los demás, sonrío abiertamente y saludo con un enérgico buenos días a todo aquel o aquella con la que me cruzo. Mi actitud, no despierta de la indiferencia a la mayoría. No soy capaz de romper su monótono cansancio aparente.

Desde lo alto de uno de los puentes subterráneos, observo a dos personas trajeadas que caminan con cierta rapidez. Escucho que se acerca otro metro. El suelo, tiembla levemente y un rugido que parece apocalíptico, deja vislumbrar un haz de luz, que aparece de pronto saliendo por la boca del túnel. Tengo tiempo para cambiar la ISO de la cámara. Enfocar y disparar. Se abren las puertas y nadie sale por ellas. Me apresuro a bajar corriendo contando al mismo tiempo los setenta escalones que me separan de las entrañas del vagón. Entro justamente cuando unos pitidos indican el cierre de las puertas. El vagón acoge a tres personas. Me siento delante de dos corbatas que hacen juego con los calcetines. Jadeante pero sonriente. No disimulo mi falta de forma física. Miro fijamente a sus dueños y les arranco visceralmente, unos buenos días. Rompiéndoles así la monótona situación que se ven obligados a vivir a diario…

No me gustan las ciudades. Sé que no le gusto a las urbes. Aunque a veces hemos de soportarnos mutuamente…

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si quieres ver la serie completa clica aquí:
“Amaneceres personales”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Universitario

Su cara, como la mayoría de los perros abandonados de esta serie, nos muestra una profunda tristeza. Su mirada parece un canto a la melancolía provocada por la sinrazón de todo cuanto lo rodea.
Decidí llamarlo universitario. Por su juventud y por el ser uno de los perros más jóvenes que viven en las cercanías de la Universidad Católica de Valparaíso. Suele dormir en el interior del habitáculo de una caja donde el grifo de agua alimenta el sistema de regado de los jardines exteriores. Es como vivir en un subsuelo a cielo abierto. La gente que transita cerca de ella, termina por convertirla en papelera improvisada, llenándola con desperdicios de lo más variado. Como si dotasen a esa “vivienda” perruna de un colorido necesario para seguir viviendo.



Universitario vive cerca de los pozos del saber. Pero la sociedad que lo rodea, simplemente le obsequia con algún que otro pedazo de paz. De esos que antes terminaban comiéndose las hormigas.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

"Clic en la etiqueta para ver la serie completa"
Copyright © By Jan Puerta2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

jueves, 10 de diciembre de 2009

Juro como cristiano católico

“Ginesillo de Parapilla”

¡Gente de poco más a menos!

2.27
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:
Los jueves leemos el Quijote con Don Pedro Ojeda


Los misterios terminan por desvelarse. Las partes inconcretas que según parece fueron propiciadas por algún error, quizás tipográfico que tuvieron en la primera parte, al no aclarar en su momento la desaparición del rucio de Sancho, en este capítulo veintisieteavo se esclarece definitivamente al ponerle nombre al autor de tal bellaquería. Aparece el culpable que no es otro que el mismísimo Maese Pedro, quien en realidad es Ginés de Pasamonte metido a titiritero y adivino gracias al mono sabio.
Esta escena picaresca es el reflejo de toda una época, donde la supervivencia y el hambre podían ir de la mano en más de una ocasión a menos que uno tuviera el ingenio necesario para alimentar su estomago y llenar su bolsillo gracias a la incredulidad de quienes se topaban con ellos. La literatura española está llena de pequeños ejemplos para ilustrar tal arte.
El capítulo está dividido en dos partes muy concretas. Por un lado el clarificar un punto oscuro de la primera parte del Quijote y en una segunda instancia, nos encontramos nuevamente a Don Quijote defendiendo su elocuencia ante una situación que considera absurda por la niñería que provoca la contienda entre dos pueblos. Uno ofendido y el otro que había de venir a la disputa. Situandose en medio de los habitantes del pueblo del Rebuzno, con gran elocuencia les hizo ver lo absurdo de su venganza, pues esta no estaba justificada en las cuatro reglas básicas en la que uno ha de tomar las armas.
Curiosamente, todos le escuchan admirados de sus palabras, hasta que Sancho, que hasta la fecha había tenido un papel de secundario principal, pareciendo en algunos casos, de esta segunda parte, más como Don Quijote por sus palabras que su mismísimo hidalgo caballero, no mide las consecuencias de querer ser el que dice la última palabra, obteniendo a cambio, un buen golpe por parte de un miembro del escuadrón, propiciando que Don Quijote quisiera vengarlo, no siendo posible por el numero tal de gente agolpada alrededor de quien había pegado a Sancho. El inicio de una lluvia de piedras sobre su figura hace que Don Quijote sin mirar atrás, escape de tanto peligro armado.
La religiosidad vuelve a ponerse de manifiesto al inicio del capítulo cuando Cide Hamete jura como cristiano y católico, siendo moro. Una alusión directa al juramento por Dios como testigo.
Al comentar las reglas por las que se había de entrar en armas, la primera es por defender la fe católica. Al finalizar el capítulo, en plena huida, Don Quijote se encomienda de todo corazón a Dios para evitar que le entrase alguna bala por la espalda y le saliese por el pecho, recogiendo a cada punto su aliento, por ver si le faltaba.
Las apariencias de la huida quedaran clarificadas en el próximo capítulo.


Pie de foto quijotesca

La imagen está tomada en mayo de este año. Un día frio del otoño austral. Recuerdo que me hice varios autorretratos y anote en una libreta que parecía que solo tenía ojos para el Quijote. Hoy, me reafirmo en lo dicho. Esta lectura engancha. Y gracias a Internet y alguna que otra biblioteca que visito, encuentro verdaderas joyas, algunas de las cuales… pasan por mis manos.
Seguiré informando al respecto.


Pie de foto de la ilustración

En la ilustración aun se ve huir a Ginés de Pasamonte con el rucio de Sancho a pesar de que en el texto de Cervantes dice: Y antes que amaneciese se halló bien lejos de ser hallado.



Pie de foto Hemeroteca

La impronta inmortal de la obra de Cervantes queda demostrada día a día…
En este caso, reproduzco la carta con fotografía incluida, enviada y publicada por el Diario Clarín de Argentina el 13 de Enero de 2008 escrita por Don Matías Nicolás Piacentini. Médico veterinario de Goya en la provincia de Corrientes.
Don Matías viajo a España en agosto de 2005. Visitando Madrid se llevo una agradable sorpresa, pero mejor leer sus palabras.
Clic en las imágenes para verlas mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor

miércoles, 9 de diciembre de 2009

MV-102

La naturaleza tiene una caprichosa morfología que me sorprende entre otras cosas, por estar llenas de vida. Son pequeñas obras de arte que por sus formas merecen el placer se ser contempladas sin prisa.
La imagen de hoy me trae ciertos recuerdos…

Hace un tiempo, me encontraba en un lugar que para darle nombre y perpetuar su anónimo destino, llamaré Sumatra. Allí había viajado atraído por una leyenda local donde se hablaba de animales diferentes, casi extintos, que habitaban en un misterioso valle remoto, rodeado de montañas de niebla perpetua, que gracias a su complicado acceso han podido sobrevivir a la vorágine humana.
Al preguntar a los lugareños por ese rincón, nadie me supo hablar del mismo. Unos por desconocimiento y otros, por miedo a que su descubrimiento terminase con el misticismo ancestral que habitaba en el mismo. Una vez agoté todo mi encanto occidental ante los habitantes de esa región remota, decidí dar una vuelta en su mercado. Allí, un viejo mercader, me ofreció un pergamino que por su aspecto debía de tener más de un centenar de años. Una vez en la casa donde me alojaba, descubrí un mapa que solo se podía ver a trasluz. Decidí seguir las indicaciones. Partí a las tres de la mañana para adéntrame en la espesura del bosque y comencé a subir hasta lo más alto. Primero la luna llena me permitió caminar sin dificultad a un buen paso. Después, una espesa niebla, me acompañó durante dos días hasta que se trasformó en una neblina que poco a poco iba perdiendo su densidad hasta dejarme ver un hermoso y frondoso valle con grandes explanadas desde la atalaya donde me encontraba.



Mientras bajaba, mis ojos no daban crédito a todo lo que veía. Toda la vida que allí encontraba se me antojaba diferente. Descubrí entre otros, a unos animales magníficos por su porte y elegancia. Mitológicos diría. Sus lomos estaban a poco más de un metro de altura, pero sus largos cuellos, cubiertos de puntiagudas escamas para defenderse de sus predadores naturales, alcanzaban los tres metros y medio en los ejemplares más adultos. Sus cabezas, llenas de múltiples ojos, con una visión periférica de 360 grados. Estos se transforman en una especie de tenáculos para asir a la presa y posteriormente devorarla. Sus pasos iban precedidos de un sonido melodioso que provocaban con sus pestañas, capaz de taponar los oídos más sensibles desorientando a sus indefensas victimas. Tal sinfonía terminaba por hipnotizar a su víctima, sumiéndola en un trance letárgico para después ser devorada sin sufrimiento aparente. Parecían tener un hambre insaciable.
Los vi vivir en grupos, donde había un líder para cada manada. Una especie de macho alfa con la peculiaridad de que este era hermafrodita hasta que dejaba de ser el líder. Solo en su nuevo estado podrá gestar su descendencia. Podrían ser territoriales y no aceptar nunca a miembros de otros clanes. Estos detalles "criptozoológicos" me los contó el profesor Hartman quien llevaba veintiséis años sin salir del valle.
Después de los días que compartí con el singular científico, llenos de intensas emociones, regresé adentrándome en la misma neblina a través de la cual había accedido al valle. Antes de salir de la misma decidí destruir el manuscrito.
No obstante no descarto seguir escribiendo sobre lo acontecido.

"Esta serie de imágenes están buscando un editor"
Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Si sois nuevos por aquí, podéis clicar aquí para ver la serie completa
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

martes, 8 de diciembre de 2009

Descorches en nuestra vida

Nuestra vida está llena de descorches. El paso del tiempo afianza nuestras ideas y semblanzas pero lo inexorable del mismo hace mella en nuestras entrañas. Nos debilita al tiempo que fortalece algunas actitudes que un día no muy lejano las considerábamos aptitudes.
Nuestra vida se descorcha a diario. Se deshilacha como un suéter de lana mal tejido, como la arena de la duna que busca un asentamiento solido y solo encuentra en el viento la esperanza de ser depositada en el rincón adecuado para que su calma, sea por siempre, eterna.
Descorchamos nuestra existencia con pérdidas irremediables de tiempo. No aprovechamos el todo que se nos ofrece a diario y solo somos capaces de obtener a duras penas, algunas ralladuras de esencia cotidiana para seguir manteniendo en vilo nuestros sentidos.



Somos parte de un descorche generalizado donde el pensar y el obrar no suelen darse mucho la mano. Somos lo que somos dijo cierto filosofo sin profundizar en el tema, dejando a la comprensión de los más inquietos, la posible respuesta a su enigmática frase.
Hoy no sé si estoy dentro del descorche o pertenezco al entorno que pronto será absorbido por el mismo.
Malditas dudas que me hacen pensar en lo que no debo. Malditas sean.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si quereís ver el resto de la serie clicar aqui:
“Pensamientos con imagen”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor
janpuerta@gmail.com

lunes, 7 de diciembre de 2009

Dino... víctima de incendio.

Dino es una persona que un buen día lo perdió todo. Su casa fue consumida por un voraz incendio dejándola reducida a unas cenizas sin valor aparente. En poco tiempo pasó de tener una gran casa de dos pisos, con inquilinos de toda la vida a un solar de trescientos metros cuadrados sin más compañía que su gato y el silencio con olor a quemado que aun se respira en el mismo.
Sobrevive vendiendo la madera que ha podido salvar del incendio. Viejas vigas de madera noble que restauradas obtendrán una segunda vida quizás, hasta otro incendio termine con ellas.



Dino me deja entrar a ver la triste soledad que habita dentro del solar. Un pequeño cobertizo de madera reutilizable, de unos escasos cinco metros cuadrados que servía para guardar herramientas se ha transformado en su modesta casa donde duerme, hace la vida que buenamente puede en espera de un dictamen por parte de la compañía del seguro, que por lo que me dijo, pocas esperanzas tiene de que respondan como deberían hacerlo.
.- Dicen que una vela, fue la causante de todo.
Las viejas casas de Valparaíso, tienen en su fragilidad y la falta de mantenimiento una de las principales causas de los muchos incendios que suceden. Otro origen, es sin duda las instalaciones eléctricas. Algunas de ellas con más de cincuenta años sin haberse cambiado un triste cable.
Dino me confirma que su casa era una de ellas.
.- Parecía estar todo en orden. Pero…
Sus pequeños ojos, tienen tanta tristeza que sonríe tímidamente cuando intuye que le voy a hacer una fotografía.
Sus palabras, me ayudan a entender la frágil consistencia de nuestras vidas. Nuestro entorno, que parece agradable por momentos, puede volverse el más hostil que nos lleguemos a imaginar. La vida, simplemente continúa sin detenerse para nada. Y nuestra desgracia es un mero comentario que el tiempo diluirá hasta que nadie recuerde nada de nada.
Triste realidad la que nos tocó vivir.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Un clic sobre el enlace para ver toda la serie.
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Detalle en la casa taller del pintor Mauricio Ojeda

Algunos pintores suelen ser personajes con un desarrollo del surrealismo muy acuciado. Tanto que llenan pequeños espacios de su entorno con detalles tan particulares que el arte se vuelve primario y la creatividad no es más que un éxtasis permanente de lucidez.
Luego de los espasmos secundarios, suceden cosas y entre ellas, un viejo cuadro que perdió sus entrañas originales vuelve a la vida gracias a la conciencia de ser. Se produce un nuevo embarazo creativo. Una gestación meticulosa que rinde pleitesía al pintor. El único capaz de volver a engendrar un rasgo suyo.




Y así, entre paletas, pinceles y telas de lino transcurrió una mañana de noviembre.

Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.
Si quereís ver el resto de la serie clicar aqui:
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor

sábado, 5 de diciembre de 2009

Amanece... quince para las cuatro

Fechas dispersas que marcan nuestros calendarios. Cumpleaños, aniversarios, días buenos para recordar. Otras fechas nos llenan de tristeza… amigos que se fueron, amores que se pierden, sepulturas que derraman lágrimas secas de ausencias que no volverán.
En la pared del desván, un viejo reloj me habla en silencio. Amanece… quince para las cuatro.
La calle espera mis pasos. La última noche ha sido especial. Una guitarra acústica, unos bongos y un charango, seducidos todos por un viejo saxo y una quena con historia. Detalles sin importancia que anidan en mí alma.



Pie de foto…

La imagen de hoy, bien podría ilustrar la serie que publico los lunes bajo el título de “Haciendo amigos”. Pero aparece en estos “amaneceres personales” porque considero que sus integrantes ya son parte de ellos.
Hace dos días que para mí, amanece faltando quince minutos para las cuatro. La simbología del tiempo detenido en un viejo reloj de pared, me da esa energía necesaria para salir a la calle mientras lo cotidiano me sigue envolviendo y lo inesperado me mantiene vivo. En vilo.
En el sofá de la que ahora es mi casa, Marcos tomó asiento. Desenfundo su saxo y empezó a tocar. “Cachito”, abrió la funda de su guitarra y desempolvo viejas canciones compuestas por el mismo cuando sus cuarenta años aun eran imberbes. La magia del momento fue tan especial que ese reloj, dejo de latir faltando quince minutos para las cuatro.
Marcos, tiene la tierra mezclada con su sangre indígena. Sus palabras son notas musicales que defienden el equilibrio entre lo que pisamos y amamos, mientras otros se encargan de destruir la belleza que nos rodea. Nuestra tierra agoniza mientras el mundo asiste a su ejecución.
Es absurdo ver las actitudes de quienes nos gobiernan. Somos culpables por no saber elegir. Somos inmaduros en las cosas más trascendentales de nuestra existencia. Deberíamos levantarnos. Gritar ¡basta!... detener esta locura. A diario perdemos la dignidad como personas, seducidos por los abalorios que nos da la falsa felicidad, llenándola de objetos materiales que si alimentan algo, es nuestro ego. Y con el ego, la felicidad se vuelve monótona y la sonrisa de los niños pierde la inocencia que durante tantos siglos la caracterizó y nos cautivó.
Ayer, Marcos me ayudó a detener el tiempo.
El cóndor sigue pasando mientras amanece… quince para las cuatro.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si quieres ver la serie completa clica aquí:
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

viernes, 4 de diciembre de 2009

Avenido

Observando algunos de los perros abandonados con los que cruzo miradas de complicidad y de comprensión, suelo encontrarme con gestos, con rictus que por su forma, son un indicio de su personalidad, transformada en una realidad demasiado cruel.




El perro de esta semana decidí llamarlo “avenido”. Por ese conformismo que muestra su propia situación. La imagen es una premonición demasiado real como para no ser observada. El hombre aleja sus pasos y el perro, cabizbajo hace lo propio al encontrar el rechazo casi unánime del género humano. Lo más curioso de todo, es que los animales, quizás por esa falta de racionalidad que tienen, nunca tienen odio contra quien les dio motivo para tenerlo.
Quizás deberíamos aprender más de su comportamiento y dejar los libros de texto para cuando nos aburramos. Tal vez así lleguemos a ser mejores personas.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

"Clic en la etiqueta para ver la serie completa"
“Dogs of the world
Copyright © By Jan Puerta2009
Texto y fotografías con copyride del autor.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Atabales y trompetas

40 reales y dos cuartillos

¡Cuánto añoraba el regreso a la locura o al encantamiento!
2.26
Si no quieres quedar atrapado por Don Quijote no hagas clic en este enlace:


Realmente apoteósico este capítulo veintiséis en sí. Empezaron todos delante del retablo y se despidieron a la mañana siguiente, unos con sigilo, sin mirar atras y algo de temor aun en el cuerpo y otros contentos por ser Don Quijote como es. Un verdadero caballero andante.
Don Quijote sigue defendiendo la injusticia. Sigue unos cánones de rectitud que en ocasiones me recuerda a los monjes benedictinos cuando deciden retirarse a una ermita y enfrentar su soledad con la locura que supone no estar de acuerdo con nada de lo que hasta el momento de esa decisión a uno le rodea.
Don Quijote advierte por dos veces al muchacho en la narración del retablo. Lo hace para puntualizar. La primera cuenta con el apoyo de Maese Pedro, pero la segunda, al replicarle Maese, se produce una primera aceptación de la misma, para entrar seguidamente espada en mano a una lucha fratricida por el final feliz de la historia de amor de Don Gaiferos y Melisendra.
Don Quijote reconoce en parte su locura. Y como buen caballero repara el daño provocado no sin antes asegurar que las figuras seguían siendo aquellos quienes pretendían acabar con la historia de amor. Su propia ensoñación le hace preguntar en voz alta, que desearía que alguien le contase lo bien que termina la historia entre los amantes una vez en Francia, para así, imagino, vanagloriarse de su gesto altruista.
Qué grande es Don Quijote cuando aplica su filosofía caballeresca como eje para discernir entre el bien y el mal.
Esperemos que el capitulo 27 nos dé un poco de tregua después de tanto trajín.



Ivón trabaja en un puesto de artesanía de los que hay ubicados en el puerto de Valparaíso. La presencia de un Quijote colgado es el anzuelo necesario para mí para picar del mismo y dialogar durante un rato.
Ivón tuvo la amabilidad de descolgar el cuadro y explicarme con muchísima simpatía, el cómo estaba realizado. Una base de madera, una lámina de cobre y un trabajo repujado para darle el toque final, rellenándolo de yeso para así evitar el que se pudiera hundir la figura en relieve.
Cuando le comente si me dejaba hacerle una fotografía me dijo sonriendo…
.- Me va a hacer famosa.
.- No lo sé. Pero entre un grupo quijotesco, dirigido por Maese Pedro Ojeda, seguro que sí.
Simpatía y espontaneidad, no le falta.
Me sigue sorprendiendo que muchos de estos trabajos, se le da una apariencia a Sancho Panza muy al estilo del autor, sin seguir las definiciones morfológicas que se describen en la obra de Cervantes. No obstante, a Don Quijote lo dibujan según lo contado.
Sirva la imagen de hoy como ilustración de lo comentado.




Clic en la imagen para verla mejor
“Quijote”
Copyright© By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyright del autor
janpuerta@gmail.com

miércoles, 2 de diciembre de 2009

MV-273

Cuando inicie esta serie, recuerdo que anoté en una libreta diferentes aspectos a tener en cuenta. La serie consta de 356 imágenes que ya tengo bien guardadas y procesadas.
Para poder obtener las imágenes necesarias opté por aplicar algunos de los conceptos básicos con los cuales me guío cuando salgo a captar lo que se tercie. En este caso, decidí dedicarle tres mañanas a la semana hasta completar la serie. Hoy en día, he de decir, que debido a los parajes que suelo visitar, sigo teniendo una mañana solo para este mundo tan fascinante como es el de las plantas. O sea que ya estoy preparando una segunda serie de otras tantas.



Mis tres conceptos básicos para obtener lo que yo denomino una buena imagen son los siguientes. El horario, en condiciones normales de luz me sirve para buscar la mejor luz posible. El tiempo que hace, me ayuda a obtener las tonalidades que quiero. Y el tercero es encontrar el fondo de la imagen para terminar equilibrando la composición.
Sin estos preceptos, nunca hago una foto.


Las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.

Si sois nuevos por aquí, podéis clicar aquí para ver la serie completa
“JP-365”
Copyright © By Jan Puerta 2009
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

martes, 1 de diciembre de 2009

Falso Pinocho

“A veces detrás de un falso Pinocho hay un verdadero político”

Parte primera…
Suelo escuchar a quien conversa conmigo. No por cuestión de educación sino por un principio básico que atendí un día que decía que en la palabra esta el saber. En ocasiones, tras la misma conversación, salgo satisfecho. Como si hubiera conseguido ser el depositario de alguna vieja enseñanza y con esa sensación me retiro.
Pero en otras, lo escuchado es insufrible, tedioso. Un tormento donde sílaba a sílaba me hace recorrer imaginariamente mazmorras medievales donde el que habla es el verdugo. Siendo yo, simplemente un reo torturado…



Conversación que tuve conmigo mismo para no enfadar a mi interlocutor…
.- Me permite un momento amigo.
.- ¿Yo? –Le contesté un tanto dubitativo…
.- Si amigo. Me refiero a usted.
.- Dígame.
.- ¿No le gustaría que lo que le queda de vida fuese un equilibrio entre todo lo que desea y aquello que sueña?
Le mire fijamente al rostro y al ver el ritmo desmesurado como le creía la nariz le pregunté…
.- Ya se. Usted es pinocho. ¿Verdad?
.- No. Soy fulano de tal. Político.

Epilogo…
Dedicatoria que escribí a la "Mula Francis" sin saber que su programa hace años no se emite.
Esta entrada de hoy está dedicada con todo mi corazón a un trajeado aprendiz de aun no se que, metido a candidato electoral quien creyó conseguir un voto más con sus piadosas medias verdades. La conversación que mantuvimos, bueno el monologo que impartió, para ser más exacto, es irreproducible.

Si queréis leer o ver mas de esta serie clic aquí
“Pensamiento apáticos”
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.

Todas las imágenes de este blog están subidas a una resolución de 1024.
Con un clic sobre la imagen las veréis a pantalla completa.