Bienvenidos

Cada día del año se publica una nueva entrada en este espacio. ¡Gracias! por vuestra presencia!

jueves, 9 de septiembre de 2010

Ajedrez en el bicentenario chileno

Hoy, vuelvo a posponer la entrada correspondiente a la lectura del Quijote que hacemos todos los jueves de la mano de Pedro Ojeda. El domingo, publicaré la entrada correspondiente al capítulo 66.

Cinco minutos de ajedrez
El pasado 18 de agosto publiqué en este espacio una entrada sobre Bobby Fischer. El genial ajedrecista norteamericano que le plantó cara al potencial soviético de la época conquistando el titulo mundial de ajedrez en una final que la historia ya la tiene reservada como algo memorable.


Ayer miércoles, me encontré con la sorpresa que en la plaza O’Higgins de Valparaíso, con motivo del bicentenario de Chile, habían colocado unas nuevas mesas para jugar al ajedrez. Hoy en día todo lo moderno tiene una tremenda influencia del cemento. Y claro, esta vez no podía faltar el típico cemento de toda la vida. El caso es que han realizado un diseño, curioso si cabe, pero con la particularidad que quien los diseño, poco pensó en los jugadores que son los que tienen previsto pasar buenas horas pensando ante el tablero.
No quiero ni pensar en pleno verano, las consecuencias de una transpiración acentuada en las posaderas de uno mientras la mente hierve y urde jugadas emulando a los maestros soviéticos de antaño.
Espero, que las cuatro mesas, viejas y deslucidas, testigos mudos de cientos de batalles mentales, no terminen devoradas por la desidia que supone el olvido y el desprecio que se tiene a las cosas que según algunos, piensan que han dejado de tener una vida útil.
Tiempos modernos que decía Chaplin hace ya un montón de años, cuando todo parecía una utopía y hoy en día, hasta los sueños terminamos por hacer realidad.
Por cierto, la imagen corresponde dos jugadores quienes me deleitaron con unas partidas a cinco minutos. Quizás el excelente día con atisbos primaverales ya empezaba a hacer estragos con el cemento y decidieron no prolongar en exceso las partidas.
A la izquierda, la juventud de don Guillermo Espinosa. A la derecha la veteranía de don Félix Altermans. Excelente simbiosis ajedrecística.

Clic sobre la imagen para verla más grande
Clicar aquí para ver la serie completa:
Copyright © By Jan Puerta 2008
Texto y fotografías con copyride del autor.
janpuerta@gmail.com

9 comentarios:

  1. Muy buenaesta foto y tu comentario, ciertamente, tendrán que armarse de un comodo y mullido cojín para reposar sus posaderas, un abrazo amigo Jan

    ResponderEliminar
  2. buena! asi que en valpo hay mesas nuevas? curiosamente tengo una toma por ahi de un paisano comiendo sobre una de las antiguas mesas de ajedrez mientras me mira con cara de espanto.
    Ciertamente el cemento les freirá el cerebro... y algo mas, jejejeje
    me gusta la toma, natural, espontánea y con un claro mensaje: ¡Feliz bicentenario compatriotas! (aunque los creativos que dieron paso a la idea no hayan pensado en todo, jeje)

    saludos Jan!

    ResponderEliminar
  3. Después de un tiempo con poco tiempo, me he dado un paseo muy placentero por tu blog.
    Felicitaciones, por las palabras y las imágenes.
    Un abrazo patagón.

    ResponderEliminar
  4. Rara vez el diseño está al servicio del ciudadanos, cuando en realidad ese es su fin y razón de ser. Cumple más con las necesidades de políticos, e intereses concretos que en contadas ocasiones coinciden con las necesidades objetivas de los ciudadanos.
    La fotografía es excelente Jan.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Juguemos.

    Peón 4 Rey. Me propongo realizar la apertura española.

    Eso sí, con un cojín bajo las posaderas por aquello del calor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Por la chaqueta de cuero y el atuendo del otro ajedrecista uno diría que más bien estaba fresquito!..por lo que lo del cemento pasaría a estar en segundo plano. Se los ve súper concentrados! :D

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No he pasado por la plaza O'Higgins, pero a me parece que prefiero las desgastadas mesas de madera donde contemplaba jugar a estos viejos sabios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena tu foto. ¡Feliz bicentenario!

    ResponderEliminar

Apreciados amigos…
La gestión del tiempo es uno de mis problemas. En la medida de lo posible, contestaré vuestros comentarios.
Un abrazo